Debates Noticias

En un año, la Argentina es más pobre y se puso más desigual

El 10 por ciento más rico de los hogares incrementó su ingreso medio en casi un 50 por ciento, mientras que las familias más pobres lograron aumentarlo en un 33 por ciento, lo que su pone un retroceso en el acceso al dinero que perciben los sectores más vulnerables.

Mientras nuestro país intenta superar la discusión sobre la calidad de la medición de la pobreza (debate mediado por el manoseo estadístico sufrido por el INDEC, el organismo oficial argentino de sondeos), uno de los indicadores que asoma con resultados preocupantes es el de la desigualdad.

De acuerdo a un análisis realizado sobre la base estadística oficial disponible a la fecha, la distribución del ingreso desmejoró significativamente durante el segundo trimestre de este año 2016, en comparación con el mismo período de 2015. La información se desprende de la publicación hecha por el INDEC que revela que el diez por ciento más rico de los hogares argentinos incrementó su ingreso medio en el último año de 34.330 a 51.321 pesos, casi un 50 por ciento, mientras que los hogares más pobres, en el mismo período pasaron de 2791 a 3730 pesos, un 33,6 por ciento. En consecuencia, en términos de acceso al ingreso total de hogares, los sectores más acomodados pasaron de concentrar el 28,6 por ciento al 28,5, mientras que los más postergados resignaron dinero, al pasar del 2,2 a 2,1 por ciento de su participación.

En cuando al ingreso por persona (per capita), los sectores más pobres subieron de 731 a 950 pesos, casi un 30 por ciento, mientras que los más rico de la población, en cambio, pasaron en un año de 11.921 pesos y ahora subió a 18.037 pesos, es decir, un 51,3 por ciento más.
Y la pobreza, también
Como analicé en un artículo reciente, los indicadores sociales vienen dando malos resultados en los últimos meses y no escapan a una lógica de deterioro social que se viene dando desde hace décadas.
Si bien la recuperación económica durante el kirchnerismo es un dato innegable, no es menos cierto que la mejora de las variables como indigencia y pobreza no estuvieron a la altura de las circunstancias inmejorables de las que gozó la Argentina, especialmente en el período 2002-2012, tanto sea por los precios de materias primas a nivel internacional como por los planes sociales que alcanzaron a vastos sectores hasta entonces marginados de la ayuda del Estado.
Fue así que, por ejemplo, tras el quiebre político, económico y social de la crisis de 2001, la pobreza bajó del 47 al 28 por ciento en la presidencia de Néstor Kirchner (2003-2007), aunque en los 8 años de gestión de Cristina Fernández (2007-2015) la pobreza sólo bajó del 28 al 21 por ciento, para volver a trepar a valores nuevamente cercanos al 30 por ciento sobre finales de 2015 (con el agravante de que se registró una notable desaceleración del ritmo de crecimiento económico y un deterioro de los superávit, tanto fiscal como de la balanza comercial).
En consecuencia, el debate hoy se centra en la aplicación de políticas de ordenamiento económico, que buscan contener la suba de precios y ordenar el gasto estatal, con un costo social en aumento, mientras se intenta fomentar la inversión productiva que reactive la economía e incorpore a más personas al mercado del trabajo.
Otra discusión es por qué la economía argentina crece sólo cuando el Estado la empuja con más y más gasto; de hecho, el actual gobierno, lejos de las promesas de reducción del gasto público, viene sosteniendo los fondos para subsidios, subvenciones y planes sociales a sabiendas de que, una reducción de partidas agravaría aún más el cuadro social y hundiría más todavía la ya frenada y contraída actividad económica.
El callejón existe; lo que todavía no lograron encontrar las autoridades argentinas es el modo de saltarlo o bien de derribarlo.

Diego CorbalánDirector de Voz por Vos@diegoacorbalan (2)

SHARE
Director de Voz por Vos. Locutor, periodista y docente. Conductor de "Ventana Abierta", lunes a viernes de 12 a 14 (FM Milenium -FM 106.7-). Columnista de temas sociales en Radio Ciudad y docente en la escuela de periodismo ETER.
PUBLICACIONES RELACIONADAS
Propina mata solidaridad
Se viene el cierre del “Workshop de Comunicación para ONG´s”
El mundo tiene "dolores" y cada vez son mayores

Deje su comentario

*