Noticias

Egolatrías recargadas en tiempos de youtubers

El culto a la propia imagen y la propia razón se ve decididamente potenciada por el fenómenos de las redes sociales que, valoran casi exclusivamente la perspectiva personal, sin tener en cuenta a los demás.
La fama online, instantánea y lograda a poco costo, es una gema moderna que, quienes la obtienen, no necesariamente saben de qué se trata y cómo dimensionarla. En la era de los youtubers, la egolatría está en franco ascenso y cada vez a más temprana edad.
El sitio Muy Interesante recupera algunas historias sorprendentes y, depende el caso, preocupantes a la vez.
Una es la de Ashlee y Charli: son dos youtubers que protagonizan un exitoso canal de cocina llamado CharlisCraftyKitchen. Tienen más de 725.000 seguidores y un ingreso mensual que alcanza los 140.000 euros. Las cifras son elevadas pero no astronómicas. Pero el dato llamativo de este fenómeno es que Charli tiene diez años y Ashlee, siete.
Los casos de peques famosos son muchos. En España, por caso, Arantxa, de apenas cinco años, tiene unos 350.000 seguidores con un canal en el que muestra cómo funcionan los juguetes.
Según Muy Interesante, estos ejemplos son apenas muestras de un fenómeno en aumento: La edad de eclosión de los youtubers es cada vez más baja.
Sin ir tan lejos en la historia (tampoco sería posible ya que los youtubers son un fenómeno más bien reciente) Rubén Doblas (El Rubius) comenzó a los dieciséis años. Y en una década de fama online ya traspasó los 23 millones de suscriptores y en 2016 se lo incluyó en la lista que elaboró Time sobre los líderes más influyentes para las nuevas generaciones del mundo. «Una de las personas más famosas de la que jamás hayas oído hablar», decía una frase de la revista.
Lo interesante de este fenómeno (y el debate que se dispara) es la exaltación de esta egolatría online que, llevada al extremos de la fama y la trascendencia, encuentra límites que pueden ser alarmantes.
El propio Rubius empezó a dar señales de esta preocupación. Mientras Time lo instalaba en la lista de «influyentes», él publicaba:

«Sé que a lo mejor sobreactúo demasiado en algunos vídeos y que antes era más natural […], pero es difícil tener la presión de tantas personas encima esperando ser entretenidas. Espero que entendáis que sois muchísimas personas suscritas a mi canal, más de veinte millones, y no puedo satisfacer a todo el mundo».

Por su parte, el youtuber con más suscriptores en el mundo, PewDiePie, también parece estar viendo el lado oscuro de la fama narcisista: en noviembre anunció que, agobiado por la presión de su vida de famoso, dejaba de subir vídeos un tiempo.
Sin dobleces, Muy Interesante sentencia: «Se está desarrollando un mundo de hipernarcisismo, en el que siempre creemos tener razón porque nunca contactamos con aquellos que nos la quitarían».
fuente: Muy Interesante

SHARE
Director de Voz por Vos. Locutor, periodista y docente. Conductor de "Ventana Abierta", lunes a viernes de 12 a 14 (FM Milenium -FM 106.7-). Columnista de temas sociales en Radio Ciudad y docente en la escuela de periodismo ETER.
PUBLICACIONES RELACIONADAS
Ante la avalancha de consultas, prorrogan hasta fin de marzo la inscripción al nuevo plan Procrear
Los hábitos que nos cambió la pandemia
Vigo: La ciudad en donde las mujeres deciden dónde para el colectivo

Deje su comentario

*