¿Camino a un «apartheid climático»?

¿Camino a un «apartheid climático»?

La advertencia fue hecha por Naciones Unidas, al comparar las ventajas que tienen las personas más ricas para protegerse de las adversidades climáticas ante el desamparo de los más pobres.

Un nuevo informe de la ONU advierte que el mundo se enfrenta a un “apartheid climático”.

Es decir, una distancia cada vez mayor entre los ricos que pueden protegerse a sí mismos y los pobres que quedan relegados.

El trabajo estimó que más de 120 millones de personas podrían caer en la pobreza en la próxima década debido al cambio climático.

Asimismo pone el foco sobre las consecuencias e los fenómenos meteorológicos extremos, como las sequías, las inundaciones y los huracanes.

Si estos se vuelven más frecuentes, las personas más pobres del mundo se verán obligadas a “elegir entre el hambre y la migración”.

El Relator Especial de la ONU sobre la pobreza extrema y los derechos humanos, es Philip Alston.

Aseguró que la humanidad se arriesga «a un escenario de ‘apartheid climático’ en el que los ricos pagan para escapar del sobrecalentamiento, el hambre y los conflictos, mientras que el resto del mundo tiene que sufrir”.

En ese sentido, Alston dijo que la diferencia entre cómo el cambio climático afecta a los ricos y los pobres ya es evidente.


Un ejemplo que dio en el informe fue la consecuencia del huracán Sandy 2012 en la ciudad de Nueva York.

Miles de personas de bajos ingresos se quedaron sin electricidad y atención médica durante días.

Sin embargo, por ejemplo, la sede de Goldman Sachs en Manhattan se mantuvo a salvo.

Decenas de miles de bolsas de arena y la puesta en marcha de un generador eléctrico propio la preservó.

La preocupación sobre estos desniveles es doble.

Por un lado, porque el cambio climático está haciendo que los países pobres sean más pobres, ampliando la desigualdad global entre las naciones.

Por el otro, los fenómenos meteorológicos extremos alimentados por el cambio climático también están aumentando las disparidades dentro de los países.

CNN aporta un dato revelador y preocupante: un investigación publicada en 2017 en la revista Science proyectó que los condados más pobres de Estados Unidos verán el mayor daño económico de eventos como sequías y huracanes.

Las comunidades pobres y las mujeres son los más vulnerables, porque tienden a depender más de la agricultura.

La investigación puntualiza que los medios de vida de los más pobres del mundo están más expuestos a los desastres del cambio climático, porque la pobreza hace que sea imposible escapar.

Cuando el clima extremo golpea, los más pobres carecen de los recursos necesarios para recuperarse y empeoran, creando un círculo vicioso.

Responsabilidad de ricos; consecuencias para los pobres
Un desbalance notable en torno a los efectos del cambio climático tiene que ver con las responsabilidades sobre la provocación del mismo.

El Relator Especial de la ONU sobre la pobreza extrema y los derechos humanos, Philip Alston, sostuvo: “Perversamente, mientras que las personas que viven en la pobreza son responsables de solo una fracción de las emisiones globales, serán las más afectadas por el cambio climático y tendrán la menor capacidad para protegerse”.

¿Qué hacer hasta este panorama preocupante?

Naciones Unidas advirtió que reducir el aumento de la temperatura como se indica en el Acuerdo de París 2015 no será suficiente.

En ese sentido, remarca que “incluso el mejor escenario poco realista de 1,5 grados centígrados de calentamiento para 2100 verá temperaturas extremas en muchas regiones y dejará a las poblaciones desfavorecidas con inseguridad alimentaria, ingresos perdidos y peor salud”.

Mientras tanto, y pese a las advertencias, la mayoría de los países no están cumpliendo sus objetivos climáticos.

Por ejemplo, la Unión Europea no pudo acordar una fecha límite de emisiones netas nulas, mientras el presidente Donald Trump sacó a Estados Unidos del Acuerdo de París.

El informe de la ONU del martes ha resaltado una vez más la necesidad de que las naciones reconozcan que los derechos humanos básicos (a la vida, la comida, la vivienda y el agua) se verán dramáticamente afectados por el cambio climático, especialmente si no toman medidas.

fuente: CNN

Compartir