• Home »
  • Destacados »
  • Cuáles son las 3 «P» del Turismo Sustentable que pueden «salvar al mundo» de la intolerancia
Cuáles son las 3 «P» del Turismo Sustentable que pueden «salvar al mundo» de la intolerancia

Cuáles son las 3 «P» del Turismo Sustentable que pueden «salvar al mundo» de la intolerancia

«Planeta-Personas-Paz» son los ejes de una conferencia sobre turismo propuesta por la Organización Mundial del Turismo, que promueve el intercambio de viajeros en todo el mundo, sin «invadir» destinos puntuales, sino distribuyendo el negocio de los viajes entre ciudades más y menos desarrolladas.

El secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Taleb Rifai, abrió un interesante debate sobre Turismo Sustentable, en el marco de la VI Conferencia Internacional Planeta-Personas-Paz (P3) que se celebró en Costa Rica.

Rifai remarcó que fomentar la sostenibilidad del turismo no pasa «solo por conservar más o menos bien la actual situación sino (por) mejorarla» en lo posible, tanto para los seres humanos como para el propio planeta Tierra.

En diálogo con la agencia de noticias Efe, el titular de la OMT hizo una referencia específica al acuerdo climático de París alcanzado durante la cumbre de la COP21 en 2015, porque fue «muy importante, más de lo que algunos piensan» y puede calificarse de «histórico» pese a las dificultades para plasmar los compromisos de cada país.

Asimismo, Rifai se refirió al portazo dado por los Estados Unidos a la iniciativa para frenar el cambio climático. En ese sentido, señaló que «ninguna persona ni administración podrá cambiarla…como mucho, podrá afectar a su propio país pero no al conjunto de una agenda» que supone un acuerdo «serio» y que «ha creado esperanzas».

Masificación y «turismofobia»

Dos grandes problemas a solucionar para alcanzar la sustentabilidad del turismo a nivel global son, por un lado, la masificación de los visitantes en determinados puntos del planeta, como así también la «turismofobia», es decir el rechazo que genera la llegada masiva de visitantes, con focos de reacción en algunas localidades españolas y del resto de Europa. Estas problemáticas castigan a «destinos maduros» como Barcelona, Venecia o Dubrovnik, ubicados en países del mundo desarrollado, en lugares con alta temporalidad del empleo y que están dotados de puertos donde recalan los grandes cruceros de vacaciones.

Para Taleb Rifai, la cuestión «no radica en el número elevado de turistas, por alto que sea, sino en una gestión inadecuada de ese número». En ese sentido, propuso «reorientar sobre todo lo relacionado con la organización de los cruceros, para que deje mayores beneficios a las economías locales y sea posible disminuir la temporalidad laboral.»

Una cuestión de igualdad

Por otra parte, el máximo dirigente de la OMT remarcó la problemática de la inequidad entre destinos turísticos al decir que es necesario «redistribuir incentivos e inversiones en barrios o áreas que no se benefician tanto de esos visitantes» así como «crear otros proyectos en zonas diferentes de los mismos destinos».

Para Rifai, todo el trabajo realizado sobre turismo sustentable ya está teniendo resultados y vaticinó que las generaciones futuras estudiarán nuestra época como la de la «revolución viajera» igual que hoy se estudia la de finales del siglo XIX como la de la «revolución industrial».

En ese sentido, remarcó que la posibilidad de viajar de un lado al otro del mundo acerca culturas y elimina barreras culturales: «Nos convertimos en mejores personas cuando viajamos, porque (viajar) elimina prejuicios y alimenta la tolerancia y la comprensión».

Finalmente, el líder de la Organización Mundial del Turismo se aventuró en un vaticinio alentador: «Sueño con un mundo sin fronteras ni distinciones que yo no llegaré a ver, pero mis nietos tal vez sí», porque las fronteras «no son naturales sino creadas por los seres humanos con ciertos propósitos» pero suponen «una barrera al progreso y la prosperidad», sentenció.

fuente: Agencia Efe

Compartir