• Home »
  • Destacados »
  • Las mujeres en las empresas: Cuanto más ascienden, menos ganan en comparación a los hombres
Las mujeres en las empresas: Cuanto más ascienden, menos ganan en comparación a los hombres

Las mujeres en las empresas: Cuanto más ascienden, menos ganan en comparación a los hombres

Según Mercer, la diferencia salarial en favor de los hombres se observa en todos los niveles de las empresas. En cargos de dirección y gerenciales es donde más se registra la brecha.

Según datos relevados en Argentina por Mercer, consultora global líder en recursos humanos, en la Encuesta Total Remuneration Survey del 2017, la diferencia salarial en favor de los hombres se observa en todos los niveles de las empresas.

Particularmente, en el nivel Gerente General la brecha es del 12%, en el nivel de Director de un 9%, en el de Gerente del 6%, en el de Supervisor del 4% y en el nivel Analista de un 7 por ciento.

Los datos surgen de la Total Remuneration Survey – TRS 2017 de Mercer, en base a 404 empresas líderes del mercado –fundamentalmente subsidiarias de multinacionales o compañías nacionales grandes.

Otro dato relevante que refleja la encuesta de Mercer es que, la representación de mujeres dentro de las empresas disminuye a medida que aumentan los niveles de carrera, tendencia que se repite a nivel global.

En la Argentina, el 6% de los Gerentes Generales son mujeres. En el nivel de Directores hay un 15% de mujeres y un 85% de hombres. En el nivel de Gerente, hay un 27% mujeres y un 73% de hombres; en el nivel de Jefe hay un 28% de mujeres y 72% de hombres; en el nivel de Analista hay un 40% de mujeres y un 60% de hombres.

Según la consultora Mercer, «los datos muestran que las empresas que tienen una Gerente General mujer tienen una mayor presencia femenina en todos los niveles de la organización», hasta lograr una participación equilibrada entre hombres y mujeres. Asimismo, revela que «las empresas lideradas por mujeres presentan salarios más equitativos entre hombres y mujeres en los distintos niveles».

Al analizar las diferencias por industria se observa que Ciencias de la Vida (rubro integrado por empresas dedicadas a la investigación biológica de plantas, animales y seres humanos) es la industria que presenta menos diferencia salarial entre género. Asimismo, es la única que mantiene un porcentaje significativo de representación femenina para todos los niveles.

Solo 4 ramas industriales tienen como cabeza de la organización a una mujer:

  • Ciencias de la vida
  • Consumo Masivo
  • Seguros
  • Servicios No financieros.

En todos los sectores la diferencia de los salarios de mujeres en relación a los hombres es siempre negativa. En tanto que la industria de Energía es la que tiene menos participación de mujeres en todos los niveles.

Mujeres por sectores de trabajo

El estudio dado a conocer por Mercer, revela que «en cuanto a la participación femenina en las distintas áreas de la organización, la mayor presencia de las mujeres se encuentra en estas áreas:

  • Recursos Humanos
  • call center
  • consumo financiero
  • asuntos corporativos.

Por otro lado, la menor presencia se registra en las áreas de Reparación y Mantenimiento; Energía, exploración y extracción; Manufactura; Suministros y Logística; Ingeniería y construcción».

Los datos de Mercer muestran que entre 2012 y 2017, creció la dotación femenina en todos los niveles.

  • Analista, pasó de un 36% en 2012 a un 46% en 2017;
  • Jefe/Supervisor pasó de un 21% en 2012 a un 28% en 2017
  • Gerente pasó de un 13% en 2012 a un 27% en 2017
  • Director pasó de un 12% de participación de mujeres en 2012 a un 15% en 2017
  • Director general pasó de un 3% en 2012 a un 6% en 2017

La titular de Mercer Argenitna,  Cecilia Giordano, afirmó que “si bien en los últimos 5 años los datos muestran una mejora, aún queda mucho camino por recorrer. Una de las barreras que enfrentan las mujeres para su desarrollo es que todavía dedican más del triple de tiempo que los hombres al trabajo doméstico y de cuidados no remunerado. La responsabilidad desproporcionada sobre este tipo de trabajo impacta negativamente limitando las oportunidades de las mujeres —ya sea de educación, empleo, participación política o descanso y ocio— y se erige como un obstáculo tanto para el empoderamiento económico como para el disfrute de sus derechos en igualdad de condiciones con los hombres”.

En línea con la búsqueda de una mejora de esta situación dispar, Giordano remarcó la necesidad de “mejorar el acceso a la atención para niños y ancianos, así como compartir las responsabilidades de cuidado de manera más equitativa con los hombres, es vital para que las mujeres continúen estando presentes en el mercado».

Compartir