• Home »
  • Destacados »
  • Los refugiados en el mundo alcanzaron un nuevo (y preocupante) record: 68 millones de personas desplazadas
Los refugiados en el mundo alcanzaron un nuevo (y preocupante) record: 68 millones de personas desplazadas

Los refugiados en el mundo alcanzaron un nuevo (y preocupante) record: 68 millones de personas desplazadas

Según la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), son personas que debieron desplazarse por la fuerza. Las guerras, la violencia y la persecución condujeron a que el desplazamiento forzado en el mundo alcance un nuevo máximo histórico.

En su informe estadístico anual Tendencias Globales (Global Trends), la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), releva que 68,5 millones de personas fueron desplazadas por la fuerza a finales de 2017.

De ellas, 16,2 millones se vieron forzadas a desplazarse dentro y fuera de las fronteras de su país durante, «ya sea por primera vez o de manera reiterada, lo que deja constancia de la magnitud de la población que se está desplazando, equivalente a 44.500 personas cada día, o a una persona cada dos segundos», advierte el trabajo.


Para ACNUR, «Las guerras, la violencia y la persecución condujeron a que el desplazamiento forzado en el mundo alcance un nuevo máximo histórico en 2017, por quinto año consecutivo, como consecuencia, entre otras, de la crisis en la República Democrática del Congo, la guerra en Sudán del Sur y la huida hacia Bangladesh de cientos de miles de rohingya desde Myanmar».

La agencia de Naciones Unidas para los refugiados en contundente: «Los países en desarrollo están siendo, de forma abrumadora, los más afectados». 

Los 68,5 millones de personas desplazadas durante 2017, supone un incremento de 2,9 millones respecto 2016 y el mayor aumento registrado jamás por ACNUR en un solo año», remarca el documento.

«En 2017 el número de refugiados en todo el mundo superaba ya la población de Australia, mientras que el de desplazamientos forzados prácticamente igualaba a la población de Tailandia. En todo el mundo, una de cada 110 personas se encuentra desplazada por la fuerza», graficó el organismo.

 El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, advirtió: “Estamos en un punto de inflexión y para que la gestión del desplazamiento en el mundo tenga éxito es necesario un nuevo enfoque mucho más integral, que no deje solos a los países y a las comunidades frente a estas situaciones”.

Una luz de esperanza para los refugiados

«Aún hay motivos para la esperanza», señala Grandi mirando la voluntad de colaboración de algunos países con los desplazados.

«Catorce países están aplicando ya un nuevo plan de respuesta para las crisis de refugiados y, de aquí a unos meses, el nuevo Pacto Mundial sobre Refugiados estará listo para su adopción por la Asamblea General de las Naciones Unidas», destacó el funcionario.

Sin embargo, «las soluciones para abordar esta situación siguen siendo escasas», advierte ACNUR.

En ese sentido, la oficina para los refugiados de la ONU subrayó que «las guerras y conflictos continúan siendo las principales causas de desplazamientos, al tiempo que se han constatado pocos progresos para el restablecimiento de la paz».

«Cerca de cinco millones de personas pudieron volver a sus hogares en 2017, siendo la gran mayoría desplazados internos, aunque muchos lo hacían bajo coacción o en condiciones precarias. Además, dada la reducción en el número de plazas de reasentamiento ofrecidas por los Estados, el número de refugiados reasentados se redujo en más del 40%, a unas 100.000 personas», puntualizó

Compartir