Madres del Dolor: «Nos gusta poner luz en las zonas que aún falta trabajar»

Madres del Dolor: «Nos gusta poner luz en las zonas que aún falta trabajar»

El presidente Mauricio Macri recibió a los integrantes del Observatorio de Víctimas de Delitos, nacido a partir de las traumáticas experiencias de familiares de personas que sufrieron crímenes, impunes o sin condena firme.

por Lucio Casarini

«Nos invitaron sin siquiera haberlo pedido», dice Isabel Yaconis, gratamente sorprendida, pues está acostumbrada a hacer gestiones infinitas para que los funcionarios la atiendan. Viene golpeando puertas educada y tenazmente desde 2003, cuando Lucila, su hija de 16 años, fue asesinada en un intento de violación que permanece impune.

La cita a la que se refiere fue el 4 de julio con el presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada (foto) para conversar sobre el Observatorio de Víctimas de Delitos, iniciativa creada por la Ley de Víctimas sancionada en 2017 y que depende del Ministerio de Justicia.

La acompañó Viviam Perrone, miembro como ella de la Asociación Civil Madres del Dolor. Kevin, el hijo de Viviam, fue embestido fatalmente por un automovilista.


Otros familiares de damnificados presentes en la ocasión fueron Jimena Aduriz, mamá de Ángeles Rawson, muerta en un crimen sexual; Guillermo Bargna, papá de Soledad, asesinada en un drama del mismo tipo que el de Ángeles; María Luján Rey, mamá de Lucas Menghini, víctima fatal de la tragedia ferroviaria de Once; y Carolina Píparo, cuyo bebé falleció antes de nacer por el balazo de un asaltante que dio en la panza de ella. María Luján es candidata a diputada nacional por el oficialismo bonaerense. Carolina es diputada bonaerense también por el partido gobernante.

La reunión se completó con Germán Garavano, ministro de Justicia de la Nación; María Fernanda Rodríguez, secretaria del mismo área; y María Luciana Carrasco, coordinadora del Observatorio.
«Nos sentimos protagonistas de un nuevo paradigma», coincidieron los familiares; «la colaboración en la implementación de la ley nos cambió la vida y resignificó nuestro dolor».


«Se trata de un momento histórico», dijo Matías Bagnato al diario La Nación en el momento de sancionarse la ley. Matías perdió a toda su familia en un incendio intencional conocido como la masacre de Flores y es miembro de la ACMdD. «Cambiamos el paradigma. Las víctimas antes de esta ley éramos invisibles. Siempre pretendimos tener los mismos derechos que los victimarios: una justicia justa».

«Por si no se enteraron»

«Esperamos que esta nueva aberración judicial sirva para que se tome conciencia de la necesidad de defender a ultranza los derechos de niños, niñas y adolescentes», concluye la denuncia publicada por la ACMdD a través de la prensa. El escrito hace referencia al último episodio del escándalo de abusos sexuales contra menores en clubes de la primera división del fútbol argentino.

«Ocho meses antrás, la Asociación Civil Madres del Dolor repudiaba este fallo», es el título de la presentación, con fecha 11 de junio. «Repudiamos enfáticamente el fallo emitido por los jueces de la Sala 1 de la Cámara de Apelaciones y Garantías de Lomas de Zamora, Miguel Alberdi, Miguel Navascues y Guillermo Rolón», comienza el desarrollo, «por el que decidieron la excarcelación de tres imputados por abuso sexual con acceso carnal en el caso de los jóvenes futbolistas abusados de [el Club Atlético] Independiente [de Avellaneda]».

«Estos jueces actuaron con una preocupante incomprensión de la problemática de los delitos sexuales contra menores y desconocimiento de la normativa internacional, cuyo resultado los llevó a liberar a Martín Bustos, Alberto Ponte y Leonardo Cohen Arazi, que claramente han incurrido en tales delitos. Por si no se enteraron, señores jueces, Bustos lo hizo de nuevo. Esta vez intentó mantener un encuentro personal con un joven futbolista de Newell’s Old Boys».

El reclamo está firmado por todas las fundadoras de la ACMdD: Silvia Irigaray, presidenta —mamá de Maximiliano Tasca, fusilado por un policía—; Marta Canillas, vice —mamá de Juan Manuel, ejecutado por secuestradores extorsivos—; Viviam Perrone, secretaria; Elsa Gómez, prosecretaria —mamá de Daniel Sosa, ultimado por otro policía—; Isabel Yaconis, tesorera; Elvira Torres, protesorera —mamá de Cristian Gómez, masacrado por el mismo agente estatal que Maxi Tasca—; y Nora Iglesias, vocal —mamá de Marcela, aplastada por una escultura expuesta ilegalmente—.

Martín Bustos es árbitro profesional y está detenido por los delitos de grooming y tentativa de abuso sexual. Alberto Ponte es representante de jugadores. Leonardo Cohen Arazi es relacionista público. El caso se hizo público en 2018, cuando el encargado de la pensión del Independiente denunció que un grupo de adultos ofrecían dinero a uno de los menores a cambio de sexo.

«Es muy simple»

«Una vez que ocurre un hecho, uno no sabe qué hacer», dijo Viviam Perrone al presentar la primera Guía para Víctimas en el partido bonaerense de San Isidro, el 3 de julio. «Hace mucho tiempo que realizamos campañas de prevención; esta guía es muy importante y no tengo dudas que va a trascender el Municipio para ayudar a quien lo necesite en toda la Argentina».

El documento, hecho público junto a autoridades municipales en el Teatro del Viejo Consejo, contiene los pasos que debe seguir un ciudadano en caso de un hecho violento, los derechos y garantías de las víctimas, y las etapas emocionales que éstas suelen atravesar.

«La guía es muy simple, separada en tres secciones», agregó Viviam en Twitter, «para que los familiares puedan entender sus derechos en este momento tan difícil y de vulnerabilidad».


Luego del anuncio, la atención se dirigió al mástil ubicado en pleno centro comercial de San Isidro, a cielo abierto, donde se llevó a cabo una campaña de educación vial para chicos, iniciativa que la comuna realiza con la ACMdD desde 2010 en distintos jardines de infantes, y escuelas primarias y secundarias. En sus triciclos y bicicletas, los niños simularon estar en la vía pública, jugando a ser conductores y respetando señales de tránsito.

«Hace muchos años que trabajamos en conjunto con la Asociación Madres del Dolor para concientizar sobre la seguridad vial», dijo Andrés Rolón, presidente del Concejo Deliberante; «esta guía es un paso gigante para ayudar a aquellos que lo necesitan, al igual que las campañas que diariamente realizamos para prevenir cualquier tipo de accidente; es una alegría ser el primer municipio en promover este documento y esperamos que llegue a todo el país».

«Dar es amor»

«Nos gusta poner luz en las zonas que aún hay que trabajar mucho más», dijo Silvia Irigaray sobre el proyecto parlamentario bonaerense de adhesión a la Ley Justina, norma nacional de Transplante de Órganos, Tejidos y Células.

Silvia es mamá de un donante, pues varios órganos de Maxi, su hijo asesinado, viven en otras personas.
Ella estuvo en la presentación del proyecto legislativo, el 3 de junio en la ciudad de La Plata, junto a Paola Stello de Lo Cane, madre de Justina, la niña de 12 años que da nombre a la ley y que murió esperando un transplante de corazón.

«Dar es amor», rezaba el eslogan del evento, desarrollado en el anexo de la Cámara de Diputados provincial.

«Sé que la muerte de mi hija no fue en vano», dijo la mamá de Justina; «ella nos dejó una responsabilidad como familia donde estamos todos para poder ayudar; que la provincia adhiera a esta ley es fabuloso porque es lo que queremos, ya que para la gente que está en espera no hay tiempo».
Participaron además de la conferencia Gabriel Vitale, coautor del proyecto y juez de Lomas de Zamora; Cristian Ritondo, ministro de Seguridad bonaerense; y numerosos especialistas, funcionarios y legisladores.

En la actualidad, a un año de la sanción de la Ley Justina, la donación de órganos en el país ha crecido tanto que alcanza cifras cercanas a las de la Unión Europea, que son las mayores del mundo. Entre el 1° de julio de 2018 y el 30 de junio de 2019 la tasa de donantes alcanzó los 19.5 por millón de habitantes. De los 1.958 transplantes de órganos realizados en el período, 1.179 fueron renales, 480 hepáticos, 128 cardíacos, 88 renopancreáticos, 46 pulmonares, 23 hepatorrenales. Se concretaron también 2.042 transplantes de córneas.

«Lleno de tierra»

«Cuando fuimos a pedir hace unos años el registro de ADN nos dijeron que ya estaba absolutamente todo formado y nos mintieron», dijo Isabel Yaconis el 4 de julio, horas antes de la cita con Mauricio Macri. La mamá de Lucila estaba en el Centro de Monitoreo Urbano del barrio porteño de Chacarita, donde acababa de presenciar la firma de un convenio de cooperación entre la Casa Rosada y la Ciudad sobre el Registro Nacional de Datos Genéticos Vinculados a Delitos contra la Integridad Sexual.

«Entonces tenemos que agradecer que ahora nos hayan escuchado», siguió Isabel, «que hayan sacado eso de un cajón que estaba lleno de tierra y que ahora se siga adelante».

El acto en Chacarita fue presidido por Germán Garavano y por Diego Santilli, vicejefe de Gobierno y ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad.

En el rol de familiares de víctimas asistieron además Viviam Perrone; Silvia Irigaray; Jimena Aduriz; Guillermo Bargna y su esposa Victoria; y Gustavo Melmann, papá de Natalia, violada y muerta en 2001.
Otros funcionarios presentes fueron Martín Borrelli, subsecretario de Asuntos Registrales, y Jorge Dotto, director del Registro Nacional de Datos Genéticos.

Isabel Yaconis fue durante años la principal impulsora del registro ante especialistas y políticos de todos los niveles y sectores. Enfrentó ignorancia y prejuicios. Hasta que en 2018 la herramienta comenzó a funcionar. La información es tomada de la saliva del convicto. Los códigos se almacenan traducidos en números en un sistema de computadora.

«Respeto y apertura»

«Madres del Dolor ha sido una asociación civil muy activa, con la cual hemos tenido visiones distintas en otras oportunidades», dijo el senador nacional Pedro Guastavino después de recibir a Viviam Perrone, de la ACMdD, y Guillermo Bargna, como miembro de la entidad Usina de Justicia, para conversar sobre la reforma del Código Penal. «Siempre en un marco de respeto y apertura hemos escuchado sus opiniones».

Las declaraciones del legislador, que pertenece al peronismo entrerriano y preside la Comisión de Justicia y Asuntos Penales, fueron publicadas el 12 de junio en Eldiaonline.com.

«Empezamos a recorrer un camino importante», abundó Guastavino, «el de escuchar las opiniones de la sociedad civil, de los más prestigiosos juristas y especialistas en materia penal del país, que irán acercando propuestas y observaciones al anteproyecto de nuevo Código Penal».

«Hubiera tenido un rostro»

«Cuando se habló de poner cámaras en la ciudad hace muchos años atrás alguien criticó diciendo: ¿en qué quieren convertir la ciudad? ¿en un gran hermano?», dijo Isabel Yaconis el 4 de julio en el Centro de Monitoreo Urbano de Chacarita sobre una mejora en el sistema de videovigilancia anunciadas en el acto. «Qué gran error, porque hoy las cámaras descubren inmediatamente lo que está sucediendo».

La novedad es un software de búsqueda forense. Será instalado en el Sistema Integral de Video Vigilancia de la Ciudad. Está destinado a colaborar con las investigaciones judiciales o policiales que requieran un análisis de las imágenes registradas por las 7.329 cámaras instaladas en el distrito.

Durante el año 2018, el Centro de Monitoreo recibió 39.757 requerimientos de la Justicia tanto Federal, como Nacional, provinciales o de la Ciudad, para que se aporten registros fílmicos a las investigaciones que realizan.

El beneficio de este software consiste en reducir las horas que el personal que opera el área de Requerimientos Judiciales y de Registro de Imágenes del Centro de Monitoreo dedica a las investigaciones y agilizar la resolución de los pedidos.

«Quizás no llegábamos a evitar el hecho», agregó Isabel, «pero aquel asesino que le quitó la vida a mi hija en el año 2003 hubiera tenido un rostro si hubiera estado el domo que hoy está en el lugar. Así que simplemente muchas gracias», concluyó sin olvidar su latiguillo: «y apoyen al registro nacional de huellas genéticas en todo el país».

Compartir