Noticias

Preocupante ataque a periodistas y activistas en Rusia

Grupos de defensores de los derechos humanos y trabajadores de prensa fueron atacados por encapuchados cuanso se desplazaban por la república rusa de Ingusetia.
Amnistía Internacional expresó su preocupación por la violenta agresión perpetrada contra periodistas y defensores de los derechos humanos en la república rusa de Ingusetia. Para la organización internacional, «pone de manifiesto la lamentable falta de medidas de las autoridades para proteger a quienes se esfuerzan por salvaguardar los derechos humanos».
Los periodistas y defensores de los derechos humanos fueron atacados cuando viajaban por las inmediaciones de la frontera administrativa entre Ingusetia y la vecina Chechenia, donde se dirigían.
Un grupo de alrededor de 20 hombres enmascarados, que ocupaban cuatro automóviles, interceptó su microbús. Los agredieron físicamente, sacándolos a la rastra del vehículo y golpeándolos. Ocho personas resultaron heridas y tuvieron que recibir atención hospitalaria.
Los agresores, que empuñaban palos, les advirtieron de que no regresaran jamás a Chechenia y los llamaron “terroristas” y “defensores de terroristas”. También destrozaron el microbús y lo prendieron fuego, destruyendo el material y los objetos personales que había dentro.
Alrededor de una hora después, cinco hombres armados y enmascarados causaron destrozos en la oficina del Grupo Móvil Conjunto en Ingusetia, por lo que parece que se habían coordinado ambos ataques. Una cámara de vigilancia gravó a los hombres derribando una puerta para irrumpir en la oficina. No había ningún miembro del Grupo en ella en ese momento.
“Esta agresión es el más reciente y menos disimulado de una serie de ataques perpetrados contra el Grupo y contra periodistas en el Cáucaso septentrional ruso. Hasta ahora se ha respondido a estos ataques simplemente con una condena verbal, no con procesamientos efectivos”, ha explicado Denis Krivosheev, director adjunto de Amnistía Internacional para Europa y Asia Central.
“Las autoridades tienen ahora oportunidad de demostrar que sus palabras están respaldadas por hechos, poniendo a disposición de la justicia no sólo a los autores de este delito, sino también a quien pueda haber ordenado cometerlo.”
La legislación rusa contiene disposiciones específicas para sancionar a quienes sean declarados culpables de utilizar violencia o destruir bienes con el fin de impedir el trabajo de los periodistas. Sin embargo, estas disposiciones no se están aplicando en el caso de este ataque, que se está investigando simplemente como acto de “vandalismo”, como revela el hecho del portavoz presidencial ruso Dmitry Peskov lo haya calificado de “absoluto vandalismo”.
 
El Grupo Móvil Conjunto
El Grupo Móvil Conjunto se estableció en 2009, tras el asesinato de la defensora chechena de los derechos humanos Natalia Estemirova. Investiga violaciones de derechos humanos cometidas por autoridades y otros agentes chechenos.
Su fundador, Igor Kaliapin, afirma que en la prensa chechena se calfica de manera habitual al Grupo y a sus miembros de “enemigos del Estado”, “terroristas” y “agentes de servicios de seguridad occidentales”.
En febrero, tres periodistas rusos fueron detenidos ilegalmente por agentes de policía en la capital Chechena, Grozni. Los dejaron en libertad posteriormente, pero les confiscaron el equipo y les destruyeron el material fotográfico. Días después, un miembro del personal del Grupo evitó por poco un secuestro de la policía chechena alertando a sus colegas.

SHARE
Director de Voz por Vos. Locutor, periodista y docente. Conductor de "Ventana Abierta", lunes a viernes de 12 a 14 (FM Milenium -FM 106.7-). Columnista de temas sociales en Radio Ciudad y docente en la escuela de periodismo ETER.
PUBLICACIONES RELACIONADAS
Derribando mitos y dudas sobre la lucha contra el coronavirus
¡Por un 2019 de voces que merecen ser escuchadas!
Refugiados en Grecia: El hambre agrava el estado de emergencia de los que llegan

Deje su comentario

*