Destacados Historias Podcast

Mujeres que (sobre)viven más allá de la violencia de género

El espacio A Flor de Piel, mujeres (y hombres también) se reúnen y comparten ideas y experiencias sobre el maltrato y los modos de salir adelante, luego de atravesar la dolorosa situación de sufrir maltrato físico y psicológico por parte de su pareja.


Cotidianamente (y penosamente) los medios de comunicación informamos acerca de la violencia que sufren miles de mujeres que, en muchos casos, terminan muriendo como víctimas del ataque de sus parejas. Sin embargo, no siempre dedicamos el espacio suficiente a aquellas mujeres que logran zafar la violencia machista.
Muchas de las que logran escapar de esas acuciantes realidades encuentran el apoyo familiar, de amigos o de especialistas. Sin embargo, una especial ayuda es la de otras mujeres que pasaron por situaciones similares.
Andrea Correas es una de esas mujeres luchadoras que esquivó la violencia de género y que hoy ayuda a otras superar esas situaciones traumáticas. En diálogo con Mario Massaccesi y Diego Corbalán en Radio Ciudad, afirmó que muchas mujeres que se ven acorraladas por sus parejas no tienen «registradas» las distintas modalidades de violencias más allá de la física, como la económica o la emocional. «Uno queda atrapado en círculo hasta que decide salir, con gente que te escucha y te contiene», resalta la fundadora del espacio A Flor de Piel, Unidxs por Convicción.
Para Andrea, es fundamental «no quedarnos en el lugar de víctima. Tratamos que muchas compañeras se valoren, se reconcilien con sigo mismas, que el dolor sea productivo para todos y todas».
Uno de los pasos decisivos para zafar de la violencia de género es tomar conciencia a tiempo: «Lamentablemente una reacciona recién cuando ve sangre, cuando te ves en el espejo golpeada». Sin embargo, aunque tarde, siempre se puede empezar el proceso de alejamiento de un entorno violento. Para ello, Correas remarca la necesidad de contar con información y acompañamiento de alguna persona de confianza: «Siempre hay que ir acompañada, una está en crisis, se expresa como puede, no logra recordar todos los pasos a seguir». Y remarca la necesidad de que las mujeres estén alertas ante la decisión de emprender una nueva vida: «Tener un bolsito con ropa a mano, documentación, algo de dinero».
Cuando la mujer que sufre violencia machista se reconoce víctima, el paso hacia afuera de ese ámbito de opresión puede ser largo o corto; pero lo más importante es saber darlo a tiempo, antes de que la muerte misma sorprenda.
Quiero Ayudar - banner pie nota out

SHARE
Director de Voz por Vos. Locutor, periodista y docente. Conductor de "Ventana Abierta", lunes a viernes de 12 a 14 (FM Milenium -FM 106.7-). Columnista de temas sociales en Radio Ciudad y docente en la escuela de periodismo ETER.
PUBLICACIONES RELACIONADAS
Pascuas de resiliencia: haciendo del dolor una oportunidad
Pobreza femenina
Elecciones 2017: Un debate que (otra vez) dejó afuera el drama de los argentinos sin vivienda digna

Deje su comentario

*