Destacados Historias Podcast

Patch Adams y el legado de la sonrisa como medicina contra las enfermedades

Nina Grossi es una artista a argentina que acompaña al prestigioso médico estadounidense en el enorme desafío acercar el arte a chicos internados en un hospital y lograr una sonrisa que los ayude a sanar.

La risa puede ser un acción individual, pero su práctica es una gran oportunidad para interactuar con otro. Así lo entiende la risoterapia, un método que busca que la risa sea un vehículo de comunicación entre quienes están enfermos y quienes desean su curación. La técnica logró estándares internacionales increíbles, al punto que la propia UNICEF la utiliza para reanimar a niños que han sobrevivido a un desastre natural. La risa, como terapia de curación, está dando vueltas al mundo.

Y todavía yendo de acá para allá está el célebre Patch Adams, inmortalizado en el cine por el recordado Robin Williams. En la Argentina, la risoterapia en general y Patch en particular tienen sus adherentes. Una de ellas es Nina Rossi, quien cuenta en primera persona la experiencia de hacer reír y ayudar a curar.

Más allá de la vinculación entre quienes promueven la risa y los que la aceptan, la toman y la practican, está el desafío en sí de quien acepta reírse se sí mismo: el reírse de uno es un gran acto de reconocimiento de nuestras limitaciones, de las carencias de la humanidad misma y de la vida que nos rodea. Así lo entendió Hunter Doherty: Patch Adams. Este médico nacido en 1945 en los Estados Unidos puso su profesión y su compromiso de activista social al servicio de la promoción de la risa. Su obra llegó a inspirar a Tom Shadyac para dirigir la película que magistralmente protagonizó Robin Williams.
No hace falta mucho material para hacer reír en instancias tan especiales como un hospital. Lo que se necesita, antes que nada, es actitud y decisión de ayudar en situaciones en las que los pacientes, generalmente muy chiquitos, suelen tener un debate cara a cara entre la vida y la muerte.
Este verdadero trabajo de hacer reír en medio del sufrimiento despierta todo tipo de sentimientos en los hospitales que abren sus puertas a la risa como complemente para la curación. También genera algunos recelos de los propios médicos que poco a poco fueron entendiendo la necesidad de reírse como modo de aliviar la carga de la recuperación de una enfermedad.
Fueron muchos en la historia los que destacaron a la risa como medio para la sanación, desde los taoistas en China hasta el tan vigente Sigmound Freud. Los científicos sospechan desde hace largo tiempo acerca de la capacidad de la risa para promover un mejor tránsito por la enfermedad que le toca andar a millones de personas.
Patch Adams y sus seguidores como Nina Rossi no dudan de su efectividad.

SHARE
Director de Voz por Vos. Locutor, periodista y docente. Conductor de "Ventana Abierta", lunes a viernes de 12 a 14 (FM Milenium -FM 106.7-). Columnista de temas sociales en Radio Ciudad y docente en la escuela de periodismo ETER.
PUBLICACIONES RELACIONADAS
Cómo son los créditos hipotecarios que ofrecen los bancos públicos mediante el índice UVA
Adoptando abuelos con el corazón, cuidándolos con el alma
Ayudar a que se escuchen otras voces

Deje su comentario

*