Destacados Noticias

Un cura ofrece comida a los ladrones que robaron varias veces su parrroquia

El párroco de Nuestra Señora de Cacupé, en González Catán, decidió colgar un pasacalles en la puerta de la parroquia como un intento por frenar los múltiples delitos cometidos en el lugar.



Cansado por los reiterados robos en su parroquia, el padre Eugenio Mazzeo, de Nuestra Señora de Cacupé, de González Catán, decidió colgar un pasacalles como modo de terminar con los asaltos: «Sres. LADRONES: es la quinta vez que nos roban en menos de un año. El trato es este: la Parroquia les da la comida y ustedes la dejan cocinar en paz».
El mensaje, que no deja de provocar una sonrisa, es una reacción distinta ante una grave realidad que vive el barrio Villa Dorrego, donde se encuentra la parroquia.
El cura Mazzeo tiene la certeza que los que roban son jóvenes del lugar que venden lo que se llevan para comprar drogas.
En el comedor de Cacupé se preparan, de lunes a viernes, 120 viandas que son repartidas entre las familias con mayor necesidad del barrio, aunque allí se pueden cocinar hasta 300 porciones, en caso de ser necesario, según comentó el párroco en diálogo con Luis Novaresio en Radio La Red.
El lugar viene de una seguidilla de robos. En la zona hay otras tres parroquias, (San Lorenzo, San Cayetano y San Francisco) y en todas también son habituales dichos episodios.
 

SHARE
Director de Voz por Vos. Locutor, periodista y docente. Conductor de "Ventana Abierta", lunes a viernes de 12 a 14 (FM Milenium -FM 106.7-). Columnista de temas sociales en Radio Ciudad y docente en la escuela de periodismo ETER.
PUBLICACIONES RELACIONADAS
¿Y si el cambio climático nos mata de hambre?
Aquí están, estos son, tus derechos en la Web
En el mundo hay más desplazados que en cualquier momento de la Segunda Guerra Mundial

Deje su comentario

*