Noticias

El coronavirus discrimina: a más pobreza, más mortalidad

En México, surge una evidencia más que preocupante sobre el impacto de la pandemia del coronavirus en la población en situación de pobreza.

Según explicó el investigador de la Universidad Autónoma de México (UNAM), Héctor Hernández Bringas, la enfermedad se cobró más víctimas entre personas que viven en pobreza, con menor nivel educativo o parte de grupos vulnerables.

De la pobreza a la enfermedad

De acuerdo con el análisis de los certificados de defunción, el 90% de los fallecidos por el nuevo coronavirus eran:

  • amas de casa
  • jubilados o pensionados
  • empleados del sector público
  • conductores
  • desocupados
  • ayudantes
  • peones
  • artesanos
  • trabajadores de fábricas
  • personas que se dedican a la reparación o al mantenimiento.

En contraste, las ocupaciones con menos decesos son:

  • funcionarios
  • directivos
  • artistas
  • jefes
  • estudiantes

Una elección lo elegible

Estos datos reflejan que entre los muertos por SARS-CoV-2 hay más personas que tuvieron que elegir entre quedarse en casa para preservar su salud o buscar los recursos necesarios para mantener a su familia. En definitiva, tuvieron que salir a la calle para evitar o mitigar la pobreza.

La escolaridad también es un factor destacado, ya que 75% de los muertos por covid-19 tuvo estudios máximos de secundaria, lo que está asociado a empleos mal remunerados y escaso acceso a servicios de salud.

En una entrevista a Excelsior, el investigador de la UNAM, Hernández Bringas, puso blanco sobre negro acerca del avance de la pandemia en México:

Lo cierto es que en un país como México no toda la gente puede, como lo podemos hacer algunas personas, trabajar a distancia, las personas con estas características siempre tuvieron o tienen aún esta difícil disyuntiva de decidir entre quedarse en casa para preservar la salud propia y la de los demás y, por otro lado, conservar sus empleos o buscar los recursos necesarios para la manutención de sus familias.

Según el trabajo, la escolaridad pareciera ser un factor de riesgo más para morir por Covid-19. “El 50% de los muertos no tenía, o tenía cuando más, estudios de primaria, y si ampliamos un poquito más el rango, observamos que 75% tenía, cuando más, secundaria:

“Una baja escolaridad normalmente está asociada a empleos mal remunerados y a un escaso acceso a los a servicios, particularmente a los de salud. También se relaciona con la capacidad de las personas para poder procesar la información que se nos ofrece y poder tomar decisiones oportunas y adecuadas en relación con el cuidado de la salud”.

SHARE
PUBLICACIONES RELACIONADAS
Argentina: El alcance de la nueva ley que pena a las empresas que cometen actos de corrupción
España revalida títulos como el país con más donaciones en el mundo
[VIDEO] Un "animado" rechazo a la trata de personas

Deje su comentario

*