Historias

Julio Bórquez: «En los padrones electorales hay personas muertas hace 40 años»

«Como 1.500 suman los votantes truchos en una población de alrededor de 10.600 personas», denuncia el concejal de Clodomira, provincia de Santiago del Estero; los comicios se realizarán en octubre.

por Lucio Casarini

Clodomira Salvatierra de Ibarra era sobrina nieta del caudillo federal Juan Felipe Ibarra, gobernador santiagueño entre 1820 y 1851. Se casó con José David Herrera, hacendado que en 1892 designó la flamante estación de ferrocarril de su tierra con el nombre de la esposa.

El actual Municipio de Clodomira queda 30 kilómetros al norte de la ciudad de Santiago del Estero. José Alberto Herrera, apodado Toto, el intendente, es peronista y aliado del gobernador Gerardo Zamora. Además, es bisnieto de José David y su mujer.

Toto Herrera aspira a obtener a un cuarto período en octubre, cuando habrá elecciones provinciales y municipales.
En los últimos comicios sucedió a Marisa Analía, la hermana, cuyo interregno permitió mantener el poder en la familia, pues la ley autoriza dos mandatos seguidos para una persona como máximo.

«Hay una confabulación que ha dado lugar a un fraude electoral; así se manejan estas personas, con una connivencia para buscar un resultado, que es favorecer siempre al candidato oficialista».

Julio Bórquez, alias Coco, concejal de Clodomira, titular del bloque de Juntos por el Cambio, sintetiza de esta forma el contexto local.

Denuncia que el padrón incluye domicilios falsos e inciertos, personas que deberían estar anotadas en otro sitio e incluso muertos que pasaron a mejor vida hace décadas.

La causa está en manos de Guillermo Molinari, juez federal, y Walter Daniel Micol, secretario electoral, ambos con asiento en la capital santiagueña.

«Con mi esposa Alicia», cuenta Coco Bórquez, «mi compañera de toda la vida».

«Fraude electoral»

«Soy concejal y presidente del bloque de Juntos por el Cambio de la ciudad de Clodomira».
«Tuve la iniciativa de realizar una investigación porque presumíamos que ya en 2017 [elecciones pasadas] se había consumado un fraude electoral».

«Me aboqué a la investigación punteando los padrones hasta altas horas de la madrugada y luego pasando el resultado en limpio a un borrador».

«Hemos procesado la información y la hemos volcado en unas planillas, que son los anexos de la demanda, la denuncia; anexo uno, dos, tres y cuatro; donde especificamos caso por caso».

Anexo uno: domicilios falsos

«En el anexo uno están los domicilios presuntamente falsos».

«Hicimos esta investigación llegándonos a los domicilios donde nosotros presumíamos que podía haber una persona que fijó una residencia falsa; completamos el punteo de los padrones con un trabajo de campo».

«Al investigar barrio por barrio, detectamos numerosos domicilios presuntamente falsos, según lo contemplado en el artículo 137 del Código Electoral Nacional, Ley 19.945».

«En caso de que el juez llegase a determinar la responsabilidad penal de la persona, le cabe prisión de seis meses a tres años».

«Pudimos detectar a más de 90 individuos que habían fijado un domicilio falso en la ciudad de Clodomira con el solo fin de poder emitir su voto».

«Estas personas seguramente viven en otras localidades, eso es lo que yo no pude llegar a determinar porque no tengo un banco de datos nacional para hacer un cruzamiento de información».

«En cada caso, en cada elector, en las planillas figura un lugar donde dice: observación; yo ahí narro los pormenores de cada caso».

«Por ejemplo, asiento que en el domicilio de tal calle, número tanto, me atiende una persona que manifiesta que desconoce al involucrado, o sea al individuo que presuntamente fijó un domicilio falso en esa vivienda; así fui investigando y documentando con nombre y apellido».

«Le estoy mostrando la punta del iceberg al juez, que se tiene que encargar de profundizar esta investigación, ordenando a las fuerzas federales, ya sea Gendarmería Nacional o Policía Federal, que corroboren los domicilios que hemos detectado como presuntamente falsos».

«Muchas veces se ha dado que en esa vivienda viven familias que tienen una residencia real, que según el Código Civil de la Nación Argentina es el sitio donde el ciudadano pasa la mayor parte del año».

«Ellos me decían: no, esta persona no vive con nosotros, ni la conocemos; esa gente ha sido burlada por este individuo, que hasta ahora no sabemos dónde vive y que presuntamente utilizó ese domicilio para fijar una residencia falsa».

«Hay viviendas completamente cerradas, deshabitadas, aunque figuran personas que viven en ese lugar».

«Los vecinos nos informaron en algún caso que la casa está cerrada desde hace mucho tiempo y que los moradores fallecieron; se deduce que estamos en presencia de un domicilio falso».

«Estas personas no sabemos quienes son, dónde viven, cuál es su ocupación, cual es su profesión».

«Las tenemos detectadas con nombre, apellido, número de documento, el lugar donde emite su voto; en qué escuela, aquí en Clodomira, mesa y orden del padrón; así están identificadas».

«Pero por supuesto personalmente no las conocemos; no sabemos de dónde provienen, puede ser de localidades cercanas o puede ser de otra provincia, como se rumorea aquí, en Clodomira».

«No me cabe duda de que así puede ser, porque cuando hay elecciones es impresionante, me asusto; como nunca se ven habitantes en Clodomira».

«Hicimos una proyección en base al último Censo Nacional organizado por el Indec».

«Clodomira tenía 9.600 habitantes en el año 2010; en 2020 no se realizó el Censo Nacional por la pandemia».

«De 2001 a 2010 hubo un crecimiento de un 8,6%; nosotros, aplicando ese porcentaje y siendo generosos, aplicando un 9%, calculamos 830 nuevos niños nacidos en Clodomira».

«Para ser más generosos calculamos 1000 niños; eso con los 9.600 habitantes que había en 2010 daría 10.600».

«Cómo es posible, en el padrón electoral de 2019 había 11.300 personas; no puede ser que haya más electores que habitantes; los padrones están inflados».

«Esta es cuando presente la denuncia», dice Coco Bórquez.

Anexo dos: personas incorrectamente incluidas

«Titulé el segundo anexo personas incorrectamente incluidas, porque ahí se viola el principio de territorialidad establecido en el artículo 39 del Código Electoral, apartados tercero y cuarto».

«El Código habla de los circuitos electorales, subdivisiones hechas con la idea de buscar la proximidad entre el domicilio del ciudadano y los lugares donde funcionan las mesas receptoras».

«Nos sorprendimos cuando investigamos, cuando punteamos los padrones; hay gente que viene de diez y hasta 60 kilómetros a votar a Clodomira».

«No corresponden; no viven dentro del ejido municipal, que abarca un radio de cinco kilómetros a la redonda; además, no forman parte del circuito electoral 52, el de Clodomira».

«Se ha violado el principio de territorialidad; esta gente en su lugar de residencia cuenta con circuito electoral propio; en su paraje o localidad, o en parajes más cercanos, hay mesas receptoras para que emitan su voto».

«Son 950 personas que hemos contado incorrectamente incluidas en los padrones electorales».

«Esta maniobra obedece a que hay connivencia de funcionarios públicos del Registro Civil local y del Registro de la ciudad capital».

«Ellos son los que acumulan esa información y la remiten a la Cámara Electoral Nacional o a la autoridad electoral de Santiago del Estero, donde se confeccionan los padrones».

Anexo tres: domicilios inciertos

«En el tercer anexo se han volcado, se han documentado en la planilla, varias personas que he titulado domicilios inciertos».

«En el padrón figura un domicilio sin calle; o zona rural sin más información, sin nombre; también el número solo; o primer pasaje, sin aclarar la calle, la altura, el nombre del barrio».

«Eso también es irregular, no se puede permitir por las autoridades del Registro Civil».

«Cuando una persona va a fijar un domicilio, no le pueden permitir que coloque esa información, es incorrecto, incompleto».

«Un ciudadano no puede portar un documento con un domicilio sin calle, sin especificar la ciudad o el pueblo donde vive».

«Si va a una financiera o a un banco a solicitar un crédito, un préstamo en efectivo, o si va a alguna casa comercial para adquirir algún producto, no lo van a aceptar, porque el domicilio no está claro».

«Después no se lo podría encontrar para intimarlo, para que pague las cuotas atrasadas o lo que fuere».
«Supongo que estas personas hicieron esto, dieron un domicilio irregular, con la connivencia de los funcionarios del Registro Civil».

«Presumo que estos ciudadanos tienen dos documentos, uno con el que vienen a votar aquí y otro con la residencia real, porque ninguna persona puede andar con una identificación así».

«El sentido común nos dice que estas personas no pueden portar un documento de esta naturaleza; adonde vayan, por dar otro ejemplo, cualquier oficina pública, van a ser por supuesto rechazadas».

«Una caminata en plena campaña proselitista», cuenta Coco Bórquez.

Anexo cuatro: personas fallecidas

«En el cuarto anexo documento a las personas fallecidas».

«Pude corroborar estas inscripciones irregulares; obviamente, no corresponde que los muertos estén en los padrones».

«Como conozco el pueblo, vivo hace más de 60 años, pude detectar varios, más de 80, en los padrones electorales y no son personas extintas hace poco tiempo; datan de diez, 15, 20, 30 y hasta 40 años».

«Mi trabajo consistió en identificar a esos ciudadanos; en la denuncia penal que hicimos en el juzgado electoral solicitamos la eliminación de todos estos fallecidos».

«En tiempo y forma»

«Este fue nuestro trabajo y nuestra investigación; como 1500 suman los votantes truchos en una población de alrededor de 10.600 personas».

«Quienes figuran en los cuatro anexos están incorrectamente incluidos en el padrón electoral del circuito 52, el de Clodomira; por imperio de la Ley 19.945, que es el Código Electoral Nacional».

«El artículo 24 faculta para denunciar estos hechos; el Código Electoral dice que los partidos políticos reconocidos y cualquier elector pueden llevar estas irregularidades o delitos al juez y a los organismos competentes para su juzgamiento y corrección».

«Hemos leído el Código Electoral Nacional en compendio con otras leyes para fundamentar nuestro reclamo, que está plenamente basado en el derecho».

«Presentamos la denuncia en tiempo y forma; espero que el juez federal con competencia electoral y la secretaría electoral correspondiente de la ciudad de Santiago del Estero adopten las medidas pertinentes».

Toto Herrera, actual intendente, y su hermana Marisa.

«Una tiranía»

«En Santiago del Estero no hay Estado de derecho y como consecuencia se han corrompido las instituciones».

«El Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas es una institución o un organismo que depende del Estado provincial».

«En la provincia no tenemos una justicia independiente; no se respeta el principio republicano de la división de poderes, la independencia de cada uno».

«Todo esto es el resultado de un gobierno de sesgo autoritario, por no decir una tiranía».
«Nosotros como oposición, como ciudadanos concientes, no podemos permitir que en Clodomira se realice un nuevo fraude electoral este año, cuando votemos intendente y concejales».

«Sería reprochable quedarnos con los brazos cruzados; las elecciones deben ser transparentes y justas; que ningún candidato, ni del oficialismo ni de la oposición, tenga ventajas previas».

«El oficialismo desde el inicio está favorecido con miles de votos de personas que no viven en Clodomira; es una forma de estafar y defraudar el sistema democrático».

«No se están cumpliendo los preceptos constitucionales y legales sobre cómo elegir a un candidato: en forma transparente, en sufragios libres y soberanos».

«En Clodomira el fraude electoral se viene consumando desde tiempo atrás, es un largo proceso que el oficialismo ha realizado porque maneja los organismos públicos, las instituciones, por eso hacen cualquier cosa».

Aumento en negro

«Paralelamente, presenté un proyecto en el Concejo Deliberante de Clodomira con un pedido de informe sobre la suba salarial en negro otorgada a los empleados municipales».

«La provincia decretó un aumento del 47% para la administración pública, comprendidos los municipales; el intendente lo ha aplicado pero en negro, con una suma fija».

«Esto perjudica al trabajador, porque congela el sueldo básico y no se mueven las bonificaciones remunerativas, los demás ítems, por ejemplo los aportes de jubilación».

«Como consecuencia, los empleados públicos sufren dos pérdidas salariales, una por la inflación del país y otra por el intendente municipal, que no puede hacer eso, no puede retener sus haberes».

«Estos intendentes, aquí en Santiago del Estero, están protegidos por el poder provincial, el gobernador, los diputados, por eso hacen lo que quieren».

«Como opositores tratamos de institucionalizar nuestros reclamos; lo estoy haciendo así, con un pedido de informe, que está por supuesto reglamentado, es legal, constitucional».

«Debe ser respondido por el mismo intendente, previo tratamiento en el Concejo Deliberante; debe ser debatido y aprobado para poder elevarse luego al mandatario».

Clodomira está 30 kilómetros al norte de la ciudad de Santiago del Estero.

«Mira para el costado»

«Algunos concejales nos hemos visto obligados ha sesionar en la vereda porque Elva Zunilde Domínguez, la expresidenta del parlamento municipal, se ha negado a darnos las llaves del edificio».

«Denuncié a esta señora por violación de los deberes de funcionario público, abuso de autoridad y usurpación de autoridad; también a Marcelo Galván, secretario administrativo, por falsedad ideológica».

«La causa está paralizada en los tribunales; mientras el oficialismo municipal degrada las instituciones democráticas y republicanas, la justicia ordinaria mira para el costado».

«Por decisión propia, desde que asumí, el 15/11/2017, no percibo la dieta de concejal; renuncié voluntariamente por razones éticas; mi único haber es el de policía provincial retirado».

«Tampoco percibí nunca las llamadas sumas gratificantes dadas por el gobierno santiagueño a los estatales».

«Con el caballo del comisario»

«La causa referida al padrón electoral está en manos de Guillermo Molinari, juez federal en nuestra provincia con competencia electoral, y de Walter Daniel Micol, secretario electoral».

«Están facultados para actuar por imperio de los artículos 24 y 28 del Código Electoral Nacional, Ley 19.945».

«Pinto este panorama para que se vea cómo se han degradado las instituciones, cómo se ha corrompido a los funcionarios y también al pueblo».

«El día de las elecciones hay un aluvión, una catarata, una avalancha de dádivas, de prebendas, y encima hacen fraude electoral, entonces cómo no van a ganar».

«Como dice el dicho, corren con el caballo del comisario; estamos en desventaja y para tratar de equilibrar las fuerzas formulé esta denuncia, para que tengamos chance, podamos competir en elecciones justas y transparentes».

«Los pueblos del interior santiagueño están abandonados, sin progreso y desarrollo económico, y con habitantes sumidos en la pobreza».

«Pero los gobernantes de turno, que responden al poder político concentrado por el gobernador Gerardo Zamora, viven ostentosamente, en la abundancia».

«Tienen viviendas que son construcciones faraónicas y lujosas, mientras el pueblo que los vota vive en la miseria y con necesidades básicas insatisfechas».
«Nos gobiernan millonarios que viven como emperadores y mantienen a los súbditos en la extrema pobreza».

SHARE
PUBLICACIONES RELACIONADAS
La francesa que eligió a la Argentina como lugar para luchar contra la pobreza, mediante el arte
Vietnam: "Mi padre y mi abuelo eligieron el silencio; ahora es mi momento y tiene que ser diferente"
Sri Lanka: "Todos somos iguales ante la ley y nadie es superior"

Deje su comentario

*