Historias

Hady Luna: «El caso Abigail dejó al desnudo la desidia como política de Estado»

«Hay niños y niñas desprotegidos por burocracias estériles», denuncia la experta en educación y derechos humanos sobre su provincia, Santiago del Estero; en paralelo, juzga la violencia institucional como «exacerbada», «legitimada» y «naturalizada».

por Lucio Casarini

«Estos hechos vulneran de manera flagrante los derechos de los niños y niñas, así como la Convención sobre los Derechos del Niño incorporada por las Naciones Unidas en 1989; tal Convención fue ratificada por nuestro país en 1990 e incluida en la Constitución Nacional; el Estado debe garantizar el cumplimiento de los tratados internacionales y convenios que resguardan esos principios».

Hady Luna, quien habla, tiene dos predilecciones estrechamente vinculadas, la educación y los derechos humanos. Dentro del terreno académico, como licenciada en Psicopedagogía, conduce el área de Gestión Pedagógica en la Facultad de Humanidades, Ciencias Sociales y de la Salud, de la Universidad Nacional de Santiago del Estero. Integra el Colegio de Psicopedagogos de Santiago del Estero. Además, es miembro de la Campaña Leer y Escribir, un espacio solidario de alfabetización dirigido a niños de contextos vulnerables.

En el campo de los derechos humanos, reparte su tiempo en tres iniciativas. Es secretaria de la especialidad en el sindicato APUNSE (Asociación del Personal de la Universidad Nacional de Santiago del Estero). Es parte del Observatorio de Derechos Humanos de la Organización de Trabajadores Radicales (OTR). Por último, es cofundadora del espacio feminista Las Julietas, sede provincial.

El caso de Abigail Giménez, la nena de 12 años enferma terminal detenida en un control rutero, representa para Hady un emblema del tiempo de pandemia en la provincia. Esta pequeña poco después murió por su dolencia, cáncer de huesos. La imagen del papá caminando con ella en brazos en busca de ayuda, obligado por la intransigencia de los agentes estatales, quedará en la historia.

Érika, la chiquita de 10 años aprehendida en una comisaría al parecer por circular en la vía pública sin barbijo, atrae también la atención de la entrevistada. Un retrato de esta criatura, que provocó asimismo una ola de indignación, permite verla firmando un acta, trámite supuestamente necesario para volver con sus padres.

Franco Nicolás Isorni, de 23 años, y Mauro Ezequiel Coronel, de 22, mencionados igualmente en la charla, constituyen muestras de violencia institucional salvaje en tiempos del Covid. Las familias de ambos denuncian torturas de toda especie de parte de miembros de la Policía provincial hasta provocar, en distintas circunstancias, la muerte del damnificado.

«Hady Luna», dice su cuenta de Twitter. En la foto luce sonriendo a cámara con anteojos de marco negro que son una especie de distintivo personal. «Licenciada en Psicopedagogía, Universidad Nacional de Santiago del Estero», se presenta. «Radicales por las dos vidas», se lee en la imagen del encabezado junto a un círculo con la sigla «UCR» dentro de los colores de la bandera argentina.

«Una ilusión óptica»

«Lo que ha hecho la pandemia solo ha sido visibilizar la realidad que vivimos», dice Hady Luna; «lamentablemente, los medios locales no se hacen eco, solo algunos digitales; para el santiagueño que quiere hacer escuchar una voz disidente se complica bastante, los medios masivos de comunicación están coptados por el Poder Ejecutivo».

«Es fundamental poder expresar qué es lo que está pasando realmente en la provincia, visibilizar lo que está sucediendo; no solamente por la pandemia, que lo único que ha hecho es volverlo más notorio; nosotros venimos soportando desde el retorno de la democracia una vulneración sistemática de derechos humanos; es vergonzoso que este tema sea tan vapuleado y pisoteado justamente por quienes deben velar por esos principios».

«Sin duda alguna, los derechos humanos son un tema importante en la agenda pública, pero existe una diferencia fundamental entre usar el lenguaje de la materia y tener un compromiso auténtico, más allá de cualquier ideología política partidaria ¿Qué nos pasa como sociedad cuando reclamar por los derechos humanos pareciera ser una cuestión más política que ética? Esos principios no son una ilusión óptica, no es colocar en segundo plano la vulneración de los derechos según el prisma político.»

«Hay mucha hipocresía por parte de quienes levantan la bandera de los derechos humanos en función de sus conveniencias políticas. Son exigencias de justicia, sin importar el color partidario; es la lucha frente a todo lo que consideramos inhumano, degradante e inaceptable. Los derechos humanos deben traducirse en acción política, en el sentido más profundo; pero reducirlos a una ideología deja de lado principios y valores superiores.»

Hady con Escarpín, su mascota favorita: «es un callejerito que rescaté».

«Violencia institucional exacerbada»

«Con Patricia Nuñez [la diputada provincial], desde el Observatorio de Derechos Humanos de la OTR Santiago del Estero realizamos un informe sobre los abusos cometidos en 2020 a raíz de la cuarenta estricta; el análisis detalla 25 casos o hechos concretos; lo titulamos: Violencia institucional en Santiago del Estero en contexto de pandemia».

«Es un relevamiento acerca la vulneración sistemática de los derechos humanos y la violencia institucional exacerbada, agudizadas desde el inicio de la pandemia en nuestra provincia. Hay registros de muertes de ciudadanos por abuso policial; niños y niñas desprotegidos por burocracias estériles sin que se hayan contemplado los derechos de la infancia. El caso de Abigail no sólo dejó al desnudo la falta de empatía hacia el otro, sino la desidia como política de Estado.»

«En nuestra provincia hubo aproximadamente 25 mil detenciones por, según las autoridades, incumplir las restricciones de circulación establecidas en el artículo 205 del decreto de Emergencia Sanitaria. Entendemos lo extraordinario de la situación y las medidas adoptadas en el marco de ésta pandemia, pero ello no afecta las garantías constitucionales y los convenios internacionales, que no pueden ni deben ser suspendidos por este motivo, ya que constituyen condiciones imprescindibles.»

«En Santiago tuvimos que lamentar la detención de una menor de 10 años [Erika] por supuestamente no llevar barbijo; estuvo en calidad de aprehendida hasta que su madre fue a retirarla; antes de su liberación la menor fue obligada a firmar un acta. No podemos permitir ni tolerar que situaciones como esta ocurran en plena democracia.»

«Que la Justicia investigue»

«Desde el inicio de la cuarentena en nuestra provincia se han suscitado hechos de extrema violencia institucional», dice la pesquisa de la OTR Santiago del Estero. «En un estado democrático no deben admitirse la vulneración de los derechos civiles y constitucionales, impedir la libertad de expresión, la persecución y detención de trabajadores y el destrato hacia los ciudadanos. En este sentido, exigimos que la Justicia investigue los hechos acontecidos en este contexto de pandemia, para que esta violencia institucional ejercida hacia los ciudadanos no quede impune.»

“Es una de las provincias con medidas más restrictivas desde el inicio de la cuarentena», sostiene el documento citando palabras de El Federal Noticias publicadas en el momento más álgido del confinamiento. «No se puede circular después de las 18 en días hábiles y sólo hasta las 15 los fines de semana y feriados, ni siquiera para comprar alimentos, horarios que rigen desde el mes de agosto; y si se te encuentra fuera de tu hogar pasado el horario permitido, no importa cuál sea la causa, te llevan preso. Un auténtico toque de queda. Cualquier parecido con la dictadura no es mera coincidencia.»

«Las detenciones consisten en demoras de hasta 12 horas en las comisarías», sigue El Federal Noticias, «multas que varían desde los mil hasta los 60 mil pesos y una represión policial sin antecedentes, donde los mismos efectivos graban videos que luego son viralizados exponiendo a ciudadanos al escrache social. Son innumerables las detenciones y las denuncias por abuso policial de vecinos en redes sociales, que, sin saber a quién acudir o como preservar su integridad física y moral, cuentan sus experiencias de las maneras más creativas, ya que conocen la dificultad de hacer públicos los casos en los medios de comunicación local, coptados (por intereses económicos) por el gobierno.»

Hady con compañeras de Las Julietas santiagueñas.

Roxana Carabajal y Mario Argentino Lobo

«Detención de la cantante Roxana Carabajal», se titula uno de los episodios denunciados en el informe de la OTR Santiago del Estero. «La folklorista fue detenida, junto con Sandra Farías, por interceder y evitar que tres jóvenes, entre ellos el hijo de Sandra Farías, fueran aprehendidos por estar jugando al fútbol sin utilizar barbijos ni respetar los protocolos sanitarios. Los jóvenes fueron acusados de incumplir el Art. 205 del Código Penal y las mujeres por atentado y resistencia a la autoridad, amenazas y lesiones.»

«Mario Argentino Lobo», se caratula otro relato. «Es ciudadano de Loreto, tiene 73 años, es hipertenso y se encuentra aislado en un albergue loretano. Semanas atrás se trasladó a la capital santiagueña a comprar materiales a un corralón que posteriormente fue cerrado porque unos empleados eran portadores de Covid y sin conocer esta situación el Sr. Lobos fue a pescar con amigos y posteriormente fue aprehendido e internado en un centro de aislamiento local.»

«Ahí comenzó su pesadilla; por su edad se supone que debería estar aislado en su domicilio o en su defecto en un centro de salud y no en un albergue en condiciones precarias y sin asistencia médica».

«Estando en ese albergue, sufrió un pico de presión y solicitó un médico. Llegó horas más tarde. Al día siguiente amaneció con 20 de presión y solicitó una ambulancia. Recién a las 21 hs llegó la ambulancia y seguía con presión alta. En esas condiciones decidió llamar por teléfono al intendente de la ciudad de Loreto, Sr. Artaza, para reclamar por la situación y le expresó: soy una persona grande… estamos viviendo como perros, hacinados y sin asistencia médica. El tono de la comunicación telefónica se tornó acalorada, lo que originó que el intendente denunciara al Sr. Lobos por supuestas amenazas de muerte.»

«Al día siguiente, el Sr. Lobos, con otro grupo de personas que se encontraban aisladas, fueron trasladas en una combi al liceo de la Policía en la ciudad Capital para pretar declaración; en la sede del Liceo los hicieron desnudar en el patio, fueron filmados y fotografiados. El Sr. Lobos se pregunta si había necesidad de humillarlos así.»

Tres periodistas y el llamado caso 41

«Detención de periodistas», dice un rótulo suplementario del documento de la OTR Santiago del Estero. «Las detenciones fueron contra Fernando Ariaz y Pablo Bertorello, periodistas de Express (uno de los canales locales), que se encontraban grabando un informe en la Plaza Libertad, la principal de nuestra ciudad. En ese momento, llegó un móvil de la Policía; la detención quedó registrada por la cámara del canal; luego fue virilizada en las redes sociales.»
«El otro caso fue el de Adrián Ortiz, periodista de Diario Panorama, que se encontraba tomando fotografías para cubrir la noticia vinculada al regreso de las restricciones en nuestra provincia».

«El Círculo de Prensa de Santiago del Estero y el Círculo de Periodistas Deportivos repudiaron estas detenciones. El Circulo de Prensa las calificó como: una muestra más de la violencia institucional, legitimada y naturalizada por la fuerza de seguridad que acredita para si graves procesos judiciales por apremios ilegales, detenciones, torturas y muertes.

«El caso 41 (vamos a respetar la identidad del paciente)», inicia un extracto posterior. «El mencionado caso fue tendencia nacional a raíz de una conferencia brindada por el gobernador, el cual lo expuso al escarnio público toda vez que dijo: No se privó de nada; hizo todo lo que no se tenía que hacer; anduvo en un montón de asados, parece que se dedica a eso. Apenas conocida la historia, las redes sociales estallaron con memes, audios y videos denostando la dignidad del paciente.»

«Al miedo a la Policía y al virus, se suma el temor de ser Covid positivo; es que en Santiago, si contraes el virus, serás detenido, investigado, divulgarán tu nombre, te iniciarán una causa y, de ser empleado público, te quedas sin trabajo. Tal como le ha sucedido al ya famoso caso 41, quien se encuentra imputado con el móvil de: ser portador de Covid-19 y contagiar intencionalmente a conocidos con quien compartió reuniones sociales.»

«El caso 41 se encuentra internado, imputado y detenido en el Hospital Independencia y desde allí declaró detallando cronológicamente su versión de los hechos, poniendo en jaque la versión oficial, que lo señala como el responsable de la ola de contagios en la provincia y quien llevara a la población nuevamente al encierro».

Hady con compañeras de la OTR de la región NOA.

Una concejal, una abogada y una médica

«Concejal Belén Pinto», comienza otro episodio del examen de la OTR Santiago del Estero. «Es la única concejal opositora en Loreto; había denunciado irregularidades en el cobro de tasas municipales, incluso le envió una carta documento al intendente, intimándolo a brindar explicaciones, bajo apercibimiento de iniciarle acciones legales. Poco después fue imputada en el marco de una denuncia por supuesta transgresión del distanciamiento social desde un perfil trucho de Facebook

«Esa mera publicación de la cuenta falsa de Facebook bastó para que la fiscal María Alejandra Holgado ordenase de oficio una investigación que resultó en un informe policial plagado de inconsistencias. Los propios efectivos reconocen no haber podido verificar in situ la existencia de la supuesta fiesta clandestina y menos aún la presencia de la edil.»

«La abogada Maria Estela Aprile de Alegre denunció a efectivos de la Policía», se titula un relato adicional. «La mencionada abogada denunció a efectivos de la seccional tercera, de la ciudad capital, por presuntos abusos contra su hijo, quien fue detenido en la madrugada de un día domingo por circular después de la medianoche. Según la letrada, los policías lo golpearon, hostigaron y mantuvieron varias horas esposado en una celda.»

«La Dra. Aprile de Alegre sostiene que nunca debió ser detenido; por protocolo debería haber llevado a la escuela de Policía y no a una comisaría, donde fue encerrado en una celda con otros detenidos. Sostiene además que fueron robadas las pertenencias de su hijo mientras estuvo detenido y hasta le manejaron el vehículo sin autorización.»

«Dra. Maria del Pilar Cegna, pediatra de la ciudad de Añatuya», abre otro apartado. «Fue advertida, mediante una cedula de notificación policial, sobre las acciones penales a las que sería sometida si participaba de la protesta del personal de salud, marcha que tuvo lugar en todo el país. Todo ello fue a raíz de que la Dra Cegna hizo una publicación en una red social adhiriendo a la marcha.»

Hady con compañeras de la Campaña Leer y Escribir.

Mauro Coronel y Jorge Ricardo Villa

«Muerte del joven Mauro Coronel en la sede de una dependencia policial», arranca uno de los casos más conmocionantes del informe de la OTR Santiago del Estero. «El joven de 22 años murió como consecuencias de las torturas a las que fue sometido. Fue golpeado y atado a un poste en el patio de la comisaría. La madre del joven logró grabar los gritos de su hijo. En un descuido policial logró ver a su hijo con una bolsa en la cabeza y siendo golpeado por cinco efectivos policiales».

«Tanto la familia como la Red de Organizaciones contra la Violencia Institucional sostienen que Mauro murió como consecuencia de las torturas a las que fue sometido en la seccional Décima, mientras el gobierno provincial asegura que fue por causas naturales. Pero se filtraron videos que abonan la hipótesis familiar; en un video se observa al joven de pie y semidesnudo, atado a un poste, y gritando desaforadamente. Estas imágenes fueron reveladas por el portal Periodismoypunto.com que dirige el periodista Luis Gasulla.»

«Jorge Ricardo Villa, ex policía, y trabajador de la construcción», es el encabezado de un relato suplementario del documento. «El Sr. Villa publicó en su cuenta de Facebook una solicitud al gobernador para que exceptúe la obra privada del aislamiento y su pedido fue viralizado en las redes sociales. El día 23/04 salio de su domicilio a comprar en una carnicería cercana y a solo cinco cuadras de su casa. Al regresar, lo interceptaron entre 10 y 15 policías motorizados en un operativo singular. Su hijo filmó toda la situación mientras era esposado. El motivo de la detención es haber violado la cuarentena.»

«El Sr. Villa fue trasladado a la Fandet, una cárcel conocida por prácticas policiales que rememoran los centros clandestinos de la dictadura militar. Allí fue sometido a humillaciones y vejámenes. El Sr. Villa es diabético y estuvo sin alimentarse durante medio dia e incomunicado.»

Hady con colegas en la Universidad Nacional de Santiago del Estero.

«Sin justicia no hay democracia»

«El caso Abigail no solo dejó al desnudo la falta de empatía hacia el otro», dice un manifiesto difundido por la entrevistada y su equipo en las redes sociales, «sino la desidia como política de Estado y la pandemia como excusa». El texto es precedido por la célebre silueta de la niña llevada en brazos por su papá. «Hoy (20 de noviembre) es el Día Mundial de las Infancias y el aniversario de la Convención sobre los Derechos de los Niños y Niñas, y en esta fecha tan emblemática, los derechos de Abigail fueron vulnerados»

«El Estado no debe infringir derechos, debe garantizarlos. Desde la OTR Nacional y la OTR de Santiago del Estero, repudiamos el Gobierno de Santiago del estero y el silencio cómplice del Gobierno Nacional por la grave situación vivida por Abigail al momento de intentar ingresar a nuestra provincia luego de haberse realizado un tratamiento oncológico en la vecina ciudad de Tucumán».

«El Covid 19 no es un pretexto para seguir violando sistemáticamente los derechos humanos y la propia Constitución Nacional», concluye la proclama, con el sello de la OTR y las siguientes firmas: «Hady Luna, Observatorio Derechos Humanos OTR Santiago del Estero. Norma González, secretaria general adjunta OTR Nacional. Javier Vareto, secretario general OTR Nacional».

«Sin justicia no hay democracia», afirma otra declaración escrita, asimismo de circulación virtual. «Las Julietas Santiago del Estero», asigna un sello sobre el marco superior. «El procedimiento de la autopsia al cuerpo de Franco Isorni estuvo a cargo de peritos de la Corte Suprema de la Nación. Los primeros resultados descartan el accidente vial. El procedimiento cumplido en Santiago del Estero es muestra de una impericia o negligencia llamativa; así lo indican dichos de los peritos de la Corte».

«La Justicia santiagueña está en crisis porque abandonó el camino de la verdad y se perdió en la impunidad y el encubrimiento. Hoy los valores de la democracia, los derechos humanos y el compromiso con la libertad están en juego marcadamente por un signo de búsqueda del poder absoluto por parte del oficialismo gobernante en nuestra provincia.»

«El reclamo pacífico no es delito», se titula un afiche suplementario elaborado por Hady y su equipo. «Manifestamos nuestro profundo repudio hacia las escenas vividas en la mañana de este martes 25 de Mayo en las inmediaciones de Av Belgrano y Av Rivadavia en el marco de la protesta pacífica de trabajadores independientes de la ciudad de Santiago del Estero»

«El Gobierno Provincial no debería usar las fuerzas policiales para llevar detenidos a trabajadores que están desesperados por ser oídos; sus reclamos deben ser escuchados. Menos aún para detener a transeúntes como si de delincuentes se tratara. Las imágenes registradas en video de un joven violentamente conducido a un móvil policial con la cara tapada estremecen y no pueden volver a ocurrir. La soberbia y el atropello no deberían estar presentes en el accionar de los gobernantes en este momento; hoy más que nunca hay que pregonar la paz social, no con palabras y discursos, sino con hechos».

Hady con colegas del Colegio de Psicopedagogos de Santiago del Estero.

«La base de los derechos humanos»

«El aborto es un asesinato y un holocausto silencioso; el mayor genocidio de la historia de la humanidad», dice Hady Luna. «La Argentina fue el primer país en el mundo en darle respaldo legislativo al Día del Niño por Nacer a través del decreto 1046/1998. Y este derecho a la vida no es una cuestión política; tampoco es una ideología ni una creencia. Es lo que nos transforma en una civilización.»

«La protección del más débil, y quién más débil que un niño por nacer, es nuestra responsabilidad y como sociedad debemos defenderlo. Esta es la base de la defensa misma de los derechos humanos, si no estaríamos cometiendo un acto discriminatorio.»

«La Academia Nacional de Medicina dice que el niño por nacer, científica y biológicamente, es un ser humano cuya existencia comienza en el momento de su concepción. Agrega que, desde el punto de vista jurídico, es un sujeto de derecho, como reconocen nuestra Constitución Nacional, los tratados internacionales anexos y los distintos códigos nacionales y provinciales de nuestro país.»

«La misma Academia explica que la salud pública argentina necesita propuestas que cuiden y protejan a la madre y a su hijo, la vida de la mujer y la del niño por nacer. La obligación médica es salvar a los dos, nada bueno puede derivarse para la sociedad cuando se elige la muerte como solución. Si el aborto clandestino es un problema sanitario, corresponde a las autoridades tomar las mejores medidas preventivas y curativas sin vulnerar el derecho humano fundamental a la vida.»

«¿Arrogarnos el poder de decidir sobre la vida humana inocente, en qué lugar nos deja como seres humanos? ¿Hay que derogar la normativa que otorga derechos al niño por nacer? ¿Los médicos no deben realizar más el juramento hipocrático? ¿Los derechos del padre no cuentan? ¿Debemos reformar nuestra Constitución Nacional?»

«Es incomprensible que se catalogue como un logro la despenalización del aborto, cuando son conocidos los terribles efectos psicológicos, la profunda tristeza, el dolor y las imborrables secuelas que un aborto produce en una mujer. Si con esta despenalización se pretende proteger a quienes se ven obligadas a optar por un aborto, me pregunto entonces qué clase de protección es aquella que habilita el asesinato de un inocente.»

«El debate que nos debíamos antes del aborto es la educación; sin educación no hay posibilidades de nada; es también un derecho humano fundamental; haber tenido que decidir la cuestion del aborto en esas condiciones, sin debatir el acceso a la educación, es terrorífico; tenemos la ley ESI (Educación Sexual Integral) y no se cumple, no se implementa».

Hady en la tradicional Marcha de los Bombos.

«Un manto de misterio»

«Gerardo Sueldo ha sido una figura que a los santiagueños nos ha marcado profundamente», se conmueve la entrevistada; «ha sido uno de los pocos obispos que ha acompañado a su pueblo como un buen pastor; la verdad que su muerte hasta el día de hoy ha dejado un vacío enorme en toda la feligresía santiagueña; sé del trabajo pastoral y social que hizo monseñor Sueldo».

«Sus homilías no eran solo hablar sobre el Evangelio, sino también sobre la sociedad, sobre las necesidades del pueblo, inclusive todo lo que tiene que ver con la situacion política de la provincia; la verdad que su púlpito era un lugar desde el que se expresaba la realidad que vivíamos bajo el yugo de [Carlos Arturo] Juárez; sobre la muerte de Sueldo [ocurrida en 1998 en un arcano hecho vial] sigue un manto de misterio y de mucho dolor».

«Los santiagueños nos debemos un debate profundo sobre la naturalización en las transiciones de nuestros gobiernos, transiciones cíclicas entre mandatarios que son matrimonios. Seguramente será un largo camino, pero es fundamental para nuestra provincia construir diálogos más humanistas y pluralistas, que promuevan y consoliden el diálogo social.»

«Aquí, la palabra rama en política está muy asociada a la llamada rama femenina del Partido Peronista, que existía en la época en que estaban Juárez y su esposa, la famosa Nina», aclara sobre una curiosidad terminológica local; «ella se dirigía a la rama femenina como: mis Quijotes con faldas».

«Nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo a un mismo ciudadano en el poder», dice un cartel cotidiano en la página de Facebook de la protagonista de esta nota. «El pueblo se acostumbra a obedecerle y el a mandarlo, de donde se originan la usurpación y la tiranía»; la frase está junto al retrato de un militar de patillas prominentes. «Simón Bolívar, Congreso de la Angostura, 1819.»

«Si no hay comida cuando se tiene hambre», se lee en un afiche publicado por ella otro día. «Si no hay medicamentos cuando se está enfermo. Si hay ignorancia y no se respetan los derechos elementales de las personas. La democracia es una cáscara vacía, aunque los ciudadanos voten y tengan Parlamento», dice sobre la mirada risueña de un anciano moreno de cabello blanco. «Nelson Mandela».

«Ojalá podamos ser desobedientes», se atreve la leyenda de un póster adicional, «cada vez que recibimos órdenes que humillan nuestra conciencia o violan nuestro sentido común». El fondo es ocupado por una mirada de ojos claros. «Eduardo Galeano. 1940-2015.»

«Si eres neutral en situaciones de injusticia, has elegido el lado del opresor», se lee otro día junto a la sonrisa de un anciano moreno de anteojos. «Desmond Tutu, Premio Nobel de la Paz en 1984.»

Hady con compañeras y alumnos de la Campaña Leer y Escribir.

«Tupananchiskama»

«Mi perro es un callejerito que rescaté; es mestizo y se llama Escarpín», cuenta Hady Luna sobre su mascota favorita. «Apenas lo rescaté se enfermó; el diagnóstico: epilepsia; convulsionaba mucho, todos los días. Su veterinario nos acompañó siempre. Hace poco rescaté otro callejerito; lo chocaron y no lo podía dejar así; lo cargué en el auto y lo llevé al veterinario y nunca más lo dejé ir. Se llama Panda; mi familia perruna se agrandó.»

«La tradicional Marcha de los Bombos es virtual y aún así estoy marchando porque: soy santiagueño, soy chacarera como el coyuyo cantor nacido desde la tierra», parafraseó la entrevistada el 18 de julio en Facebook, con motivo de la gran fiesta provincial, que quedó atrapada en el laberinto de la cuarentena.

«Despierta Ashpa al son de los bombos… y marcha. Hoy recuerdo el ripequetear de los bombos legüeros de cada marcha en la que participé. Estoy orgullosa de nuestro folklore, patrimonio ancestral, porque Santiago es pueblo que canta, es tierra de encuentro, tierra de danza y de tradiciones! Hoy extrañé esas marchas, extrañé la vigilia, extrañé Upianita.»

«El mundo se mueve gracias a la suma de los pequeños empujones de cada trabajador honesto», reza un afiche de otro día en la red social, con una hilera de siluetas humanas empujando un globo terráqueo hacia la cima de una cuesta. «Helen Keller».

«¿Quién dijo que volver a empezar es motivo de vergüenza?», pregunta un cartel anónimo suplementario. «Volver a empezar es volver a soñar, es renovar la esperanza, es volver a vivir. Y cuantas veces sea necesario, usted siga insistiendo. No acepte, no permita, no se resigne a pasar por esta vida sin intentar ser feliz».

«En el idioma quechua no existe la palabra adiós», revela una postal, «existe tupananchiskama, que significa: hasta que la vida nos vuelva a encontrar».

SHARE
PUBLICACIONES RELACIONADAS
Silvia Irigaray: "Lograr poco o mucho no importa, el mensaje va a llegar siempre"
Marcela Reinieri: «Mauro es un nene súper dulce y especial, es un ángel»
El compromiso adulto de una adolescente solidaria

Deje su comentario

*