Más Información Sustentabilidad

España y RSE: Lo que proponen los partidos políticos en la campaña electoral

Un trabajo realizado sobre las plataformas de gobierno de los cuatro partidos con más caudal de votos, revela el nivel de compromiso de los espacios sobre responsabilidad social y sustentabilidad.
La organización española Forética realizó un análisis de las propuestas desde el punto de vista de la promoción de la responsabilidad social y sustenibilidad de los cuatro partidos con mayor intención de voto en la actualidad (Ciudadanos, PP, PSOE y Podemos).
En los últimos años, la responsabilidad social se incorporó como un elemento fundamental en la estrategia y gestión de las empresas a nivel global con el objetivo de maximizar su impacto positivo en la sociedad y medio ambiente así como reducir sus riesgos. Junto a los aspectos sociales y ambientales, la transparencia y buen gobierno forman parte de este ámbito de gestión. De hecho, la Comisión Europea lanzó en 2011 la primera estrategia europea de RSE que ha tenido eco ya en 24 países, entre ellos España, que han aprobado ya su propia estrategia nacional de promoción de la RSE.
Forética, como organización referente en RSE con más de 200 empresas, organizaciones y profesionales socios, reunió junto con Servimedia el pasado mes de julio a los principales partidos políticos, que confirmaron que incluirían en sus programas electorales este aspecto y además tomaban en consideración, para su incorporación, las propuestas de Forética.
En este sentido, el análisis de Forética muestra como los 4 grandes partidos en intención de voto han confirmado la expectativa y han incluido en sus programas electorales el ámbito de la promoción de la responsabilidad social en las empresas, así como, en la actuación de la propia administración, si bien es cierto, que con diferente intensidad y niveles de priorización.

El análisis de Forética muestra como los 4 grandes partidos en intención de voto han confirmado la expectativa y han incluido en sus programas electorales el ámbito de la promoción de la responsabilidad social en las empresas.

CIUDADANOS

En el caso de Ciudadanos se alude, directamente en dos ocasiones, al término específico de “responsabilidad social”. Ciudadanos enfoca esta responsabilidad como una asunción voluntaria por parte de las empresas, pero necesaria en su gestión. Propuestas sociales en cuanto a conciliación familiar y laboral, la gestión de la diversidad y la integración laboral destacan, junto a referencias específicas a las actuaciones contra el cambio climático y el desarrollo e impulso de las smart cities desde la perspectiva de las sostenibilidad. Quizá, lo más llamativo es el foco amplio que se hace en la responsabilidad social del sector agroalimentario, así como, el apartado específico sobre la inclusión de la responsabilidad social en los órganos de gobierno de las empresas. En él se menciona que “la responsabilidad social de las empresas debe descansar sobre principios éticos voluntariamente aceptados por las empresas, por sus altos directivos y por sus grandes accionistas”. El programa destaca que “resulta preciso que las empresas, sus directivos y sus grandes accionistas actúen (…) de acuerdo con exigentes principios éticos y de responsabilidad social”. Esto, añaden, “no sólo beneficiará a la propia empresa, sino que prestigiará ante los ciudadanos la iniciativa privad”. Además, advierte que, a través de sus representantes políticos, “vigilará y denunciará públicamente aquellas conductas que aunque no sean legalmente sancionables, no sean éticas o socialmente responsables.”

PARTIDO POPULAR

En cuanto al Partido Popular, de nuevo, el concepto de responsabilidad social aparece mencionado en dos ocasiones. Ambas relacionadas con el impacto social y la gestión del capital humano o lugar de trabajo. Se alude a aspectos como la diversidad, la conciliación, la salud y la seguridad o la igualdad, incidiendo en la creación de empleo como un ámbito de responsabilidad social. En el programa destacan que: “Nos proponemos dar el impulso definitivo a la innovación social, con el fin de reforzar las capacidades de las personas y de la sociedad en su conjunto para enfrentarse mejor a los retos que están por venir. Para ello, promoveremos la economía y el emprendimiento social, así como la responsabilidad social empresarial.”
La lucha contra el cambio climático en los procesos de internacionalización empresarial, la protección de los trabajadores en los sectores más vulnerables o el desarrollo de ciudades inteligentes respetuosas con el medio ambiente son ámbitos donde la empresa jugará un papel. También hay espacio para las propuestas sobre gobierno corporativo y la lucha contra el fraude.

PSOE

El PSOE es el partido que más veces hace alusión al concepto apareciendo en ocho ocasiones de forma explícita relacionada con los criterios para la contratación pública, el empleo juvenil, la responsabilidad con los trabajadores, la sostenibilidad, el respeto al medio ambiente, al consumidor y como medida clave para la prevención de la corrupción en el sector privado. “En los contratos que superen un determinado importe exigir como requisito de solvencia, o establecer como criterio de adjudicación, que las empresas sigan determinadas prácticas de responsabilidad social corporativa”, destacan. Los aspectos sociales vinculados a las empresas tienen un papel destacado con conceptos como la corresponsabilidad, la conciliación o el teletrabajo. También se analiza la responsabilidad en sectores claves para la economía española como el turismo, la energía, el sector salud y farmacéutico o el sector agroalimentario, poniendo como elemento destacado en todos ellos la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente. Respecto a la transparencia y el buen gobierno especifican en su programa que: “apostamos por un nuevo concepto de gobierno corporativo que vaya más allá de la legislación actual o los códigos existentes en materia de RSC o de gobierno corporativo para las sociedades cotizadas”.

PODEMOS

Finalmente, en el programa de Podemos la responsabilidad social aparece aludida en tres ocasiones de forma directa. Tiene un enfoque menos voluntario y más imperativo, vinculado especialmente con aspectos sociales y ambientales. También, se relaciona con la contratación pública, estableciéndolo, en este caso, como requisito indispensable y de nuevo, en el impacto en sectores concretos como la energía o el sector agroalimentario. Se presta especial atención a la sostenibilidad ambiental, muy exigente en términos de contaminación ambiental o impacto de la actividad productiva en el sector agrícola, destacando también propuestas sobre ciudades sostenibles o la accesibilidad. Además, se incluye un concepto al que se le da especial importancia en el programa; el de la economía circular, en referencia a la reutilización como criterio en el sistema productivo.
Por último, utilizan el concepto “responsabilidad social corporativa” vinculado a la responsabilidad que tienen las empresas con la sociedad en garantizar el acceso a los suministros básicos, de manera que, en el caso de que estos costes no puedan ser asumidos por las personas vulnerables, sea la empresa suministradora la que, asumiendo su responsabilidad social empresarial, los cubra.
En conclusión, por primera vez encontramos un consenso en la incorporación del ámbito de la responsabilidad social de las empresas en todos los programas electorales, obviamente con los matices y pesos diferenciados.
fuente: Forética

SHARE
Director de Voz por Vos. Locutor, periodista y docente. Conductor de "Ventana Abierta", lunes a viernes de 12 a 14 (FM Milenium -FM 106.7-). Columnista de temas sociales en Radio Ciudad y docente en la escuela de periodismo ETER.
PUBLICACIONES RELACIONADAS
Así funciona la planta solar más grande del mundo
Empresas y derechos humanos: De eso no se habla (mientras tampoco se respetan)
Minería planetaria: una propuesta para seguir logrando recursos naturales sin daños irreparables

Deje su comentario

*