Sustentabilidad

Efecto post-pandemia: «resetear» la vida

Como señala el profesor de Administración de Servicios en EGADE Business School, Tecnológico de Monterrey, Javier Reynoso, los efectos de la pandemia de COVID-19 nos obligan a aprender, crecer y evolucionar de forma acelerada. Pero no se trata de aprender y adaptarnos de cualquier modo en lo que será la post-pandemia. «Este crecimiento y evolución deberán estar sustentados en una perspectiva de innovación sostenible». Es decir, es necesario que el crecimiento y la prosperidad económica consideren también al medioambiente y la salud del planeta.

Una de las características más distintivas del modo de vida de la sociedad hasta antes de la pandemia fue el incremento constante de opciones de consumo en todos los ámbitos. Más lugares para viajar y vacacionar, más rutas y medios de transporte. También más sitios y formas de entretenimiento. Más canales de comunicación, más formas para aprender, más ofertas de vivienda, más lugares y formas para comprar más productos. Asimismo, más mecanismos para pagar más, medios para enviar y recibir mercancías. Más, más, más…

Si algo deberíamos reflexionar y aprender como fruto de esta pandemia es que no necesariamente más de todo es mejor, y que quizá incluso menos sea más. Podemos y debemos aprender a vivir con menos. Para ello, hay que replantearnos constantemente nuestras necesidades y deseos con las expectativas que éstas nos generan.

Un (necesario) nuevo estilo de vida

Como señala Javier Reynoso, este estilo de vida anclado en la búsqueda constante e interminable de más y más satisfactores redundó en excesos y grandes daños al medioambiente, a la salud del planeta, y por supuesto, de las personas que habitamos en él.

Más movilidad resultó en más consumo de combustibles y energía, contaminación y problemas de tráfico. Mayor variedad de mercancías y facilidades para comprar, pagar y recibir provocaron mucha más explotación de recursos y generación de desperdicios. «Más medios y formas de comunicación y entretenimiento coexisten con más problemas de salud física y emocional, con más personas que se sienten estresadas, tristes, solas y ávidas de auténtica cercanía y calidez humana».

Los negocios post-pandemia

Resurgir como una sociedad más fuerte y sostenible como resultado de esta pandemia no debería depender de cuantos negocios logren sobrevivir al impacto económico. Tampoco debe estar atado a lo rápido que se recuperen sus mismos indicadores de resultados que tenían antes.

En los años por venir será clave, por un lado, el aprendizaje y crecimiento de los clientes para vivir con menos, y por otro, la evolución de las organizaciones para comprender los cambios profundos en la ecuación de valor y responder con propuestas acordes a esta nueva realidad.  

Para Javier Reynoso, hay dos pilares fundamentales a tener muy presente para los negocios que viene.

  1. En la post-pandemia, creación de valor sostenible, poniendo a la persona al centro de todo, como el principal actor y beneficiario de nuestro medioambiente, con auténtico humanismo consciente.
  2. Desarrollo inclusivo incluyente considerando particularmente a quienes viven en la Base de la Pirámide. Pero debe ser una inclusión no solo como beneficiarios de la filantropía ni consumidores pasivos. Deben ser incluidos «como emprendedores natos capaces de innovar y desarrollar soluciones para enfrentar con éxito la adversidad».

fuente: dineroenimagen.com

SHARE
PUBLICACIONES RELACIONADAS
Muhammad Yunus: "Todos nacen como emprendedores"
[VIDEO] Conocé a Mö, el primer auto solar que sale al mercado
De la crisis del coronavirus a la crisis de las bicicletas

Deje su comentario

*