Sustentabilidad

La pandemia impulsa una movilidad más sustentable

Un estudio realizado durante la pandemia en la Argentina determinó que el 41% se movilizó a pie, el 28% en autos y motos particulares, y solamente un 4% utilizó el transporte público. Antes de la pandemia, los números reflejaban un porcentaje inverso. Previo al confinamiento, el 41% utilizaba el colectivo y un 7% caminaba.

Los datos surgen del último informe del Observatorio Social del Transporte (OST) de la ciudad de Rosario. El informe titulado «La pandemia y la crisis del Transporte Urbano de Pasajeros» es el resultado de la encuesta realizada en Rosario entre los días 28 de julio y 4 de agosto por la consultora Inmediata.

La encuesta reveló que desde el inicio de la cuarentena el 47% se movilizó a pie y en bicicleta, mientras que el 33% lo hizo en autos y motos particulares. Muy lejos quedaron los medios de movilidad pública, que juntos representan el 10% del acumulado: 5% taxis y remises, 4% colectivo y 1% bicis públicas. Antes de la pandemia, el 41% usaba el colectivo, un 32% el auto particular, el 7% motos, el mismo porcentaje se movilizaba a pie, y un 6% utilizaba el taxi y la bicicleta.

Conciencia sobre la movilidad

Investigadoras e investigadores del CONICET estudiaron el uso del transporte público y privado en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). El trabajo también se realizó en el contexto de las restricciones que se implementaron como estrategia para mitigar la propagación del coronavirus. Entre las conclusiones, se observa que la mayoría está informada sobre las medidas de cuidado y controles sobre el transporte público. Asimismo, se detectó un alto grado de acuerdo con el distanciamiento social, el control de permisos de circulación y de temperatura.

Dhan Zunino, investigador del CONICET y uno de los autores del trabajo, sostuvo que “las medidas de restricción generan una sensación de seguridad, pero el temor al contagio en el transporte público es muy alto”.

Alternativas para movernos

Entre los resultados, observaron que la principal opción para moverse en el AMBA una vez pasadas las restricciones seguirá siendo el transporte público entre los encuestados. Sin embargo, existe un mayor interés por el uso de la movilidad activa, sea en bicicleta o a pie.

De los encuestados, un 27 por ciento de los que tuvieron que trasladarse eligieron evitar el transporte público, prefiriendo el auto particular, la bicicleta e ir a pie en el ámbito de la CABA. En tanto, el uso del auto particular en el Gran Buenos Aires fue la opción de un 75% de los encuestados que se movilizan en ese modo.

SHARE
PUBLICACIONES RELACIONADAS
[AUDIO] Sero: el primer vehículo eléctrico argentino, práctico y sustentable
Argentina: En busca de la sustentabilidad perdida en el discurso de la política
Sustentabilidad empresaria: Una práctica pretendida pero no siempre alcanzada

Deje su comentario

*